¡Hola amante de las historias! Volverse la envidia de toda una vencidad por tu arduo trabajo no es tan sencillo como lo pintan, aún así lograrlo por una maravillosa construcción hecha por tus manos en el patio trasero, eso, sin duda, es romper las barreras.

¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!