¡Hola amante de las historias! No tener dónde vivir y tener que recurrir a lugares inapropiados debe ser una de las situaciones más traumáticas que le toque vivir a un animal.

Porque aunque ellos no hablan ni razonan, como los seres humanos, sí pueden sentir temor, miedo y hasta ansiedad. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!