¡Hola amante de las historias! La vida siempre nos sorprenderá con sus vueltas, el destino es incierto, sin embargo, puedes estar seguro de que las personas con las que hoy te rodeas terminarán siendo importantes por el resto de tu vida.

¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Ella Miró A Un Vagabundo Con Cierta Incertidumbre, Pero Cuando Él Le Confesó Que Ya La Conocía Ella No Paró De Llorar.

Wanja Mwaura, es una mujer de 32 años, que vive en Lower Kabaete, Kenia. Un día iba caminando por la calles que dan hacia el mercado, y una extraña voz que pronunció su nombre la hizo voltearse para ver de quien se trataba.

Se trataba de un vagabundo, quien con su aspecto dopado y esquelético se volvía alguien irreconocible para Wanja, ella se acercó extrañada a él, y cuando le dijo quien era, ella saltó a abrazarlo.

Aquel vagabundo, se llamaba Patrick Wanjiru, quien tenía 34 años de edad, y hacía 27 años, cuando Wanja tenía 5 años, él había sido su mejor amigo.

Esta impactante revelación dejó sin habla a Wanja, quién se preguntaba ¿cómo su amigo había terminado en este deplorable estado?

Hinga como ella lo llamaba cuando era pequeño había sido un destacado estudiante y un excelente deportista. 

Ella trató de comprender como había llegado a vivir en las calles, y fue cuando él le contó su historia.

Patrick estaba al cuidado de su abuela y al morir ella, él tuvo que abandonar la escuela. Sin lugar a dónde ir y sin familia terminó cayendo en el mundo de las drogas, empezó por la marihuana, pero luego, otras drogas más dañinas tomaron su vida y fue ahí donde se hizo adicto a la heroína.

Patrick vivía de la comida que echaban en la basura y empezó a escudriñar en esos mismos botes para encontrar algunas cosas que pudiese vender para sobrevivir.

Wanja se negó a abandonarlo ahí, por lo que comenzó a ayudarlo a salir de las calles, y la amista que hacia tantos años había desaparecido, en esta oportunidad el destino los reencontró para hacer un lazo mucho más fuerte.

Wanja era enfermera por lo que poseía el conocimiento para ayudar a su amigo como era debido, publico su historia y solicitó ayuda para que costearan la rehabilitación de su amigo.

Hoy por hoy, ambos siguen siendo los mejores amigos, Hinge salió del mundo de las drogas gracias a ella, y sin duda el amor en esta historia fue quien salvó otra vida de las calles.

Cuéntame, ¿Qué te pareció esta conmovedora historia?

Descarga Gratis El Reporte: 3 Claves Para Comenzar A Ganar Dinero Desde Tu Casa Haciendo Manualidades (HAZ CLIC AQUÍ)

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

POR: KM
[/showhide]