¡Hola amigos! El día de hoy hemos traído una historia bastante alarmante.  Desde hace casi un año, una desconocida se adueñaba de las fotos que publicaba la verdadera madre y las hacía pasar como suyas.

Te aseguro que quedarás completamente impresionado al ver cómo existe gente tan malvada capaz de hacer estas cosas. ¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final… y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 

Usurpó su identidad y robó fotos de su pequeña hija

«No voy a borrar nada, es mi face y hago lo que deseo. Deberías cuidar vos un tanto más las fotografías de tu hijita».

Fue la inusual contestación que recibió Damaris Lazear tras descubrir que una mujer le hurtaba las fotografías que subía con su tome de prácticamente un año y las publicaba tal y como si fuesen de ella.

«¿Vos me estás jodiendo a mí? Tenés la fotografía de mi hija con mi suegro, borralas ya», este es el mensaje que le mandó Damaris Lazear a la usuaria de Facebook Agustina Cigg al advertir que la mujer subía las fotografías de su hija a su cuenta, tal y como si fuera la madre.

Pero la mujer se rehusó a hacerlo

La contestación de la falsa madre la dejó helada: «No voy a borrar nada, es mi face y hago lo que deseo. Deberías cuidar vos un tanto más las fotografías de tu hijita».

«Esta muchacha AGUSTINA BELEN CIGG, tiene fotografías de mi hija desde el instante en que NACIÓ, hasta la data (la mayor parte robadas de mi Instagram), haciéndola pasar por SU HIJA llamándola «Isabella».

NO me semeja una boludez que una persona robe las fotografías de una MENOR (bebé) y falsifique su identidad», escribió Damaris en su Facebook para denunciar a la mujer que hurtó las imágenes de su hija. En pocas horas, su publicación fue compartida más de quince mil veces.

En diálogo con telefenoticias.com.ar, la joven contó de qué forma se enteró de que alguien utilizaba las fotografías de su hija sin su consentimiento: «Una amiga se dio cuenta que había una mujer que se hacía pasar por la madre de mi hija y me informó.

Cuando comenzamos a investigar, nos bloqueó de Facebook. Me hurtaba todas y cada una de las fotografías de Instagram. No lo podía pensar, me puse blanca».

La única diferencia es que afirmaba que se llamaba Isabella». Indignada por el descubrimiento, la mujer fue hasta la comisaría cuarenta y dos de Mataderos donde hizo una exposición civil. Allá, la policía le aconsejó que no salga a la calle sola con su hija.

Damaris no sabe quién puede ser la persona que creó el perfil de Facebook, ni tampoco si es un hombre o bien una mujer.

«Impresionantemente, no hay delito que contemple esto. El tratamiento de datos y el empleo de imagen sin permiso no configuran ningún delito en este país.

Fuente: telefe

Debemos ser más cuidados con el control de nuestras redes sociales, ya que nunca sabemos quien puede estar averiguando todo sobre nuestras vidas y peor aún usurpando nuestra identidad.