Disfrutar del calor del verano en una piscina puede resultarnos el mejor de los planes. Pero, ¿si las cosas se salen de control? Hoy conocerás el aterrador momento que vivió un niño dentro de una piscina.

No todas las personas saben nadar, pero no se limitan a disfrutar de la piscina. Un inflable es todo lo que necesitan para pasar un rato divertido y refrescarse del verano.

Sin embargo, basta un solo movimiento para que el inflable se desprenda. Así le sucedió a un niño estadounidense que se encontraba pasando el día en una piscina pública y por poco sufre un letal ahogamiento.

Las cámaras de seguridad del lugar lograron captar los dramáticos momentos. En el video se observa a decenas de personas bañándose en la piscina y a un niño dando brazadas con gran desespero para flotar.

Lo más impresionante es que ninguna de las personas a su alrededor se percató de lo sucedido.

Para fortuna del pequeño, un socorrista notó lo que pasaba y de inmediato saltó a la piscina para salvar la vida del menor.

En fracciones de segundos el socorrista pudo llevar al niño al extremo de la piscina.

Por suerte, lo sucedido fue solo un gran susto, pero nos invita a tener mucho más cuidado con los niños la próxima vez que disfrutemos de una piscina.

¡No olvides dejarnos tus comentarios y compartir!