¡Hola amante de las historias! El hepatoblastoma es un tipo de cáncer poco común y bastante agresivo que afecta a niños.

El hepatoblastoma genera que las venas del abdomen se hinchen, gran masa abdominal, fiebre, dolores e ictericia. De esta cruel enfermedad fue víctima Charlie Procter un niño de 5 años. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

«Te voy a extrañar para siempre baby bum»

Charlie tenía una infancia normal como cualquier niño de Inglaterra. Sus padres eran sumamente amorosos y todo iba bien hasta que su salud empezó a deteriorarse de una manera vertiginosa.

Los padres alarmados lo llevaron al médico y tras varios estudios se confirmó lo peor: Charlie padecía de hepatobastoma.

Charlie luchó valientemente contra esta enfermedad. Su madre Amber Schofield y su padre Ben Procter estuvieron a su lado en todo momento. Hicieron lo imposible por salvar la vida de este pequeño.

Los ahorros de la familia se terminaron pues los tratamientos de Charlie eran muy costosos y los médicos habían informado que la enfermedad se había extendido hasta los pulmones.

Así que Amber y Ben decidieron pedir donaciones en Internet donde las personas sintieron rápida empatía, las colaboraciones y los mensajes de aliento para Charlie no se hicieron esperar.

Pese a todos los esfuerzos, la salud de Charlie solo iba empeorando, “Es tan delgado que puedo ver y sentir cada hueso de su pequeño cuerpo, su cara hundida, sus ojos en blanco. ¿Dónde ha ido mi bebé grueso?” escribió en alguna oportunidad su madre.

Para Amber ver a su único hijo en esa situación fue demoledora “Él está triste, está cansado, está harto y deprimido”, comentó días antes de que Charlie falleciera.

Amber señala que las palabras que Charlie le dedicó justo antes de morir fueron “Mamá, lo siento mucho”. Él en medio de su inocencia le pidió perdón porque “Ya no sabía qué hacer”.

Amber y Ben rompieron a llorar. Para ellos escuchar estas palabras fue desgarrador pues sentían que su hijo estaba teniendo una lucha injusta contra una agresiva enfermedad.

Horas después Charlie cerró sus ojos para siempre.

“Luchaste contra esto tan duro. Mi bebé, me duele mucho. Te voy a extrañar para siempre baby bum”, sostuvo Amber.

No estamos preparados para ver partir a un ser amado, por eso disfrútalo, dile cuanto le quieres y muéstrate cariñoso porque no sabemos cuándo una enfermedad puede cerrarle la vida para siempre.

Descarga Gratis El Reporte: 3 Claves Para Comenzar A Ganar Dinero Desde Tu Casa Haciendo Manualidades (HAZ CLIC AQUÍ)

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

YM
[/showhide]