¡Hola amante de las historias! Perder a un ser querido es una de las cosas más dolorosas que existen y un situación de la que cuesta mucho recuperarse.

Ahora, ¿qué harías si luego de sufrir una pérdida, años después, esa persona aparece en la puerta de tu casa? Pues ese fue el caso de nuestra protagonista.

¿Quieres saber qué sucedió? Quédate hasta el final y no te pierdas ni un solo detalle de esta historia.

¡Su Descuido Le Costó La Vida! Pero Tres Años Después Algo Ocurre…


Regina Andrés es una madre que en el mes de enero del 2012 en Quebec, Canadá sufrió una pérdida terrible: la de su hijo Matthew quien tan solo tenía 7 años.

Ese día, Regina y su hijo se encontraban manejando por la vía rápida de la ciudad. Sin embargo, ella estaba siendo muy irresponsable pues estaba utilizando su teléfono.

Un error irresponsable, que le saldría muy caro.

Era invierno, por lo que las carreteras eran bastante peligrosas y conducir ya era dificil, imagina estando toalmente distraída.

Matthew se encontraba jugando con su consola de videojuegos, cuando Regina despegó la vista de su celular para darse cuenta que estaba por ser golpeada por otro auto.

Y así, el pequeño Matthew perdió la vida por no tener cinturón de seguridad.

Y aunque Regina también quedó herida a causa del accidente, logró recuperarse de todas sus lesiones, más no deshacerse de la culpa de haber perdido a su hijo.

Pasaban los días, meses y hasta tres años despues, Regina aun no podía superar lo que había sucedido, el recuerdo de su pequeño Matthew la perseguía.

Hasta que un día, algo increíble sucedió.

Tres años habían pasado, Regina se encontraba sola en su cada cuando sonó el timbre. Se levantó y al abrir la puerta un niño de unos diez años estaba en frente de su casa.

Ella, confundida, le preguntó al niño si deseaba algo pero las palabras que el niño pronunció la dejaron estática..

«Mamá, aquí estoy, soy yo…»

Ella estaba en shock, pensó que se trataba de una broma, pero el niño le explicó que había estado viviendo con otra familia, que siempre la recordó pero que pensó que lo mejor seria darle tiempo.

Así mismo, también le dijo que le había costado trabajo que su nueva familia le creyera, pero que aunque su cuerpo no era el mismo de antes, el seguía siendo su hijo. ¡Se me pone la piel de gallina de tan solo imaginarlo!

Un manantial de calma para la vida de Regina.

Regina no soportó más y lo abrazó con todas sus fuerzas y ahí supo que sí se trataba de su pequeño niño. Hablaron y ella finalmente pudo sacar todo lo que tenía guardado desde hace tres años.

Acordaron que Matthew se quedaría con ella y que a la mañana siguiente irían a hablar con su nueva familia, pero cuando la mañana llegó… ya su pequeño no estaba de nuevo.

Sin embargo, no cabe duda que esa experiencia ayudó a Regina a liberarse de ese horrible dolor que la atormentaba. Fue algo increíble y sobrenatural, pero que la salvó.

AA.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…