¡Hola Amante de las historias! Muchas veces, podemos ayudar en gran parte a alguien más con un simple acto ¡Y el caso que te mostraré hoy lo confirma!

Historias como esta, devuelven la fe en la humanidad. Te aseguro que vale la pena leerla hasta el final y Compartirla. 

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Ella camina sola por la calle, luego mendigo corre hacia ella y le grita algo que me dejo helado…


Aunque cueste creerlo, existen personas capaces de ayudar a otros sin esperar algo a cambio y muchas veces, esas personas pueden ser quiénes menos nos imaginamos… 

Esta es la historia de Kate McClure una joven que un día habitual se encontraba manejando sola en Nueva Jersey de regreso a casa cuando de repente su vehículo se accidentó en el camino…

Luego de pocos minutos mientras esperaba que alguien la ayudara, un mendigo apareció y de una forma muy seria, le dijo a Kate que entrara a su auto con los seguros puestos… 

Aunque no tuvo tiempo de preguntarle qué sucedía, atemorizada hizo lo que él le había indicado… 

Una hora después, el mismo mendigo apareció con una botella de gasolina que había comprado para que la joven no tuviese que permanecer en las vías por más tiempo. 

Su nombre era Johnny, él es un mendigo de 34 años que aunque estaba ayudando a una joven desconocida, no esperaba nada a cambio. Y literalmente, gastó los únicos 20 dólares que tenía por ella. 

Kate no lo podía creer, pues la verdad muchas veces resulta complicado conseguirse personas así en el camino…

¡Lo que no sabía Johnny es que se había cruzado con una persona que le devolvería y multiplicaría el gran favor!

Ella le pidió algunos datos sobre él… En los días siguientes le regaló algo de ropa, dinero y comida. Y por si fuera poco, inició una campaña GoDundMe para dar a conocer la historia de vida de Johnny que la había conmovido un montón…

Con el dinero recaudado, él podría cubrir un alquiler y probablemente, iniciaría una vida óptima con posibilidades de tener un trabajo. 

Al parecer, la vida le recompensó a este gentil hombre su buena acción y gracias a la ayuda de muchísimas personas, los objetivos se cumplieron. Cuando finalizó la campaña, lograron recaudar 10.000 dólares. 

Cuando él se enteró no lo podía creer, no paró de agradecerle a Kate y todas las personas que habían hecho posible su realidad soñada que cambiaría el resto de su vida.

Esta hermosa historia demuestra que las buenas acciones de alguna u otra forma terminan siendo recompensadas por la vida. Como seres humanos debemos aprender a ayudar o apoyar a los demás sin esperar algo a cambio. 

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]