¡Hola amante de las historias! Los bebés son criaturas que llegan a nuestras vidas a llenarnos de amor y felicidad. Pero en oportunidades, vienen con condiciones que nos recuerdan lo frágiles que pueden ser.

Sin embargo, aun cuando a veces sentimos esas situaciones como un castigo, solo son las primeras pruebas de ellos para demostrar que son unos guerreros. ¿Quieres saber de qué hablo? Quédate hasta el final y descúbrelo.

¡El Sacrificio De Una Madre! Mira Lo Que Tuvo Que Hacer Para Salvar A Su Hija


El síndrome de Beckwith-Wiedemann es un trastorno del crecimiento que provoca un tamaño coportal grande, órganos grandes y otros síntomas. Es un problema congénito, lo que significa que está presente al momento del nacimiento.

Este síndrome afecta a uno de cada 14 mil bebés que nacen en el mundo. Puede alterar el peso del bebé, el tamaño de sus extremidades y puede provocar desarrollo de tumores.

Y en el caso de la pequeña Paisley, afectó su lengua, que era del tamaño de la lengua de un adulto debido a este Síndrome de Beckwith-Wiedmann.

Apenas podía comer, respirar o siquiera sonreír. 

Sus primeros días de vida estuvo conectada a un respirador artificial para poder adaptarse al mundo sin problema. Además, era alimentada con una sonda porque por su condición, era imposible que tomara pecho o del biberón.

Su vida siguió así por seis meses hasta que se dieron cuenta que su lengua seguía creciendo y comenzaba a provocarle serios problemas para respirar.

Pero los médicos no querían operarla, por lo que su madre debió tomar una decisión. 

La madre, en desesperación porque su hija pudiera tener una vida normal y quien era doctora, decidió practicarle la cirugía ella misma, eliminando 7 centímetros.

Afortunadamente la cirugía fue todo un éxito y Paisley actualmente se encuentra recuperándose favorablemente. Ahora puede sonreír, comer y balbucear como cualquier bebé. 

AA.

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…