No juegan contigo: 

Cuando alguien te ama de verdad, no jugará con tus emociones ni hará »juegos mentales» para manipularte. El verdadero amor solo es posible a través de la honestidad y la comunicación genuina.

Si tu pareja está locamente enamorada de ti, no se sentirá cómodo tratando de manipular sus actitudes o emociones, ni siquiera de la manera más »simple».

Te ayuda a sentirte mejor: 

Cuando dos personas comparten un profundo amor el uno por el otro, hay una conexión tácita que les permite saber qué decir y cuándo decirlo.

Incluso cuando estás en tu nivel más bajo, la persona indicada logra tener las palabras perfectas o el plan ideal para hacerte sonreír de nuevo.

Cree en tus habilidades. 

El amor profundo también viene con una profunda apreciación. Cuando una pareja está totalmente enamorada, tiene fe en que el otro puede lograr cualquier cosa por su cuenta.

Siempre están ahí cuando necesitas apoyo.

Ya sea que alguno esté pasando por una transición difícil, un evento trágico o una meta ambiciosa, la persona que ama siempre estará allí para »atraparlo» cuando tropiece.

Te mantiene humilde. 

Sin dudas, tu pareja siempre querrá que tengas éxito y confianza, pero también quiere que siempre recuerdes quién eres y de dónde vienes. Así es como te conviertes en una persona verdaderamente equilibrada.

Son capaces de »intentarlo» siempre. 

Como seres humanos, todos estamos programados para tener algo de »empatía». Sin embargo, hay algunas cosas que deben experimentarse individualmente para que una persona realmente la consiga.

Alguien que te ame, puede que no siempre sea capaz de «obtenerla» a primera instancia, pero lo más seguro es que en la medida que se necesite, lo intente en lo absoluto.

 Son los mejores amigos que nunca tuviste.

Los mejores amigos pueden hacer mucho mejor las partes buenas y malas de la vida, Pero cuando tienes el privilegio de ser el mejor amigo de tu pareja romántica, es un tipo de compañía completamente diferente que simplemente no se puede comparar.

Si te despiertas todos los días sabiendo que la persona con la que estás es también tu mejor amigo ¡Felicidades, has encontrado un amor real y profundo!