¡Hola Amante de las historias! El uso y abuso del alcohol puede traer consecuencias inesperadas en la vida de cualquier persona. Estando ebrios podemos cometer errores de los que luego podemos arrepentirnos.

El hombre de esta historia se emborrachó y al despertarse, no soportaba el cargo de conciencia. Lee esta historia hasta el final y compártela con todos tus amigos para que no les pase lo mismo.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Besó A Un Sapo Pero No Se Convirtió En Princesa

Se han compuesto hasta canciones que cuentan la historia de una noche de copas definiéndola como noche loca. Justamente, esto le pasó a este hombre después de una  celebración en la que perdió la noción del tiempo y sobre todo de con quién estaba.

Luis salió una noche a celebrar su ascenso en el trabajo. Se había esforzado mucho por lograrlo hasta que finalmente, consiguió el reconocimiento que buscaba en la oficina.

Estaba en un estado de absoluta felicidad y junto con varios compañeros quiso disfrutar el logro de su objetivo.

Tenía mucho tiempo tratando de hacer visible su talento

Este hombre era un habilidoso programador y ayudaba gustosamente, a todo su equipo de trabajo . Su intención era que todos pudieran nivelarse en cuanto a conocimientos y destrezas para echar adelante la compañía.

Cualquier persona  que solicitara su colaboración, sin importar la hora, él siempre estaba dispuesto a ayudarlo; pero como todo en la vida, el esfuerzo no es siempre recompensado y a pesar de que  el agradecimiento es apreciado, con eso no se pagan las cuentas a fin de mes.

Finalmente, hizo algo que llamó la atención de sus superiores y logró el ascenso tan esperado que representaba un incremento sustancial en sus ingresos.

Después de conocer su ascenso, invitó a todos al antro

En la mañana temprano cuando Luis revisaba su correo electrónico encontró uno, del Ejecutivo de la Empresa que decía:

– Hemos venido observando tu desempeño y es hora de recompensar tu esfuerzo. Efectivo a partir de hoy, serás el líder del Departamento de Programación y tendrás un incremento salarial del 30%.

Luis no cabía de la emoción e invitó a todo su equipo a celebrar. A la salida de la oficina, fue con sus compañeros al antro que estaba a media cuadra de la empresa.

La noche fue de excesos

Los tragos sobraron y al terminar la fiesta, todos se despidieron. Por lo menos, eso recordaba Luis.

Al abrir los ojos en la mañana, él no tenía idea de dónde estaba y cuando miró a su lado, vio a una mujer, plácidamente durmiendo pero ÉL NO SABÍA QUIÉN ERA.

En la celebración hubo de todo menos responsabilidad… Luis había perdido la noción del tiempo, del espacio sin siquiera saber con quién había pasado la noche.

Luis suponía que la mujer con quien estaba en la cama, estaba en la celebración. No era parte del equipo, no la conocía pero allí estaba…

Por fortuna, vio que en la mesita de noche había un empaque roto de un preservativo. Al menos, se protegió y su borrachera no tendría consecuencias.

El alcohol en exceso, jamás es buen compañero. El riesgo que corres es tan grande como el remordimiento que luego sentirás…

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

MP
[/showhide]