¿Conoces al sacerdote que recorre 6 kilómetros mientras se confesaba? Es un evento que realizan miles de personas. Tienes que ver todos sus detalles es asombroso no te lo pierdas.

Lo que más llama la atención es que este sacerdote con edad avanzada realice este tipo de actividades. Un acto de fè que revolucionó las redes.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

Sacerdote de 95 años recorre 6 kilómetros mientras confesaba

Imagen de aciprensa.com

En las archidiócesis de Fortaleza y Salvador de Bahía (situadas en el nordeste de Brasil) cerca de treinta mil personas participaron en la “Caminata Penitencial”.

En Fortaleza los fieles presenciaron el testimonio de Frei Roberto, un sacerdote de noventa y cinco años que paseó seis kilómetros mientras que confesaba como el resto presbíteros.

La travesía se efectuó el veintiocho de febrero de dos mil dieciseis, tercer domingo de Cuaresma.

“Fue uno de los instantes más bonitos que vi el día de hoy. Ese ejemplo de fe, de amor y de lealtad para con las cosas de Dios, que es lo que nos mostró el día de hoy Frei Roberto.

Fue una auténtica prueba de la presencia de Dios en su corazón. ¡Hay que continuar su ejemplo!”, comentó uno de los usuarios que compartieron en las redes sociales las fotografías del presbítero efectuando su ministerio.

Este sacerdote capuchino nació el diez de septiembre del año mil novecientos veinte en la urbe de Maracanaú (Ceará). Fue bautizado con el nombre Juari Magalhães de Sousa. A los catorce años de edad ingresó al convento de los capuchinos.

Entonces cambió su nombre por Frei Roberto. Fue ordenado sacerdote en mil novecientos cuarenta y cuatro y ha cumplido setenta y uno años de sacerdocio.

Como Iglesia rezamos juntos por el resto por el hecho de que precisamos librarnos del pecado con la gracia de Dios y con la oración de los hermanos.

Al tiempo representa un manifestación de nuestra unidad cerca de nuestros pastores, agregó el Obispo.

Por otra parte, en la «Travesía Penitencial» de la ciudad de Salvador de Bahía más de doscientos mil personas recorrieron ocho kilómetros. Muchos de los asistentes hicieron prácticas penitenciales como pasear descalzos y cargando pequeñas cruces.

Uno de ellos es Wilson Beatos que llevó una cruz blanca con manchas rojas, que simbolizan la sangre que Cristo vertió por amor a los hombres. «Jesús es todo en mi vida», manifestó.

Vía 

¿Qué opinas de esta historia?  Espero tu opinión en los comentarios de Facebook.

Gracias por visitar la página 🙂
Comparte Este Artículo Con Todos Tus Amigos Y Familiares Haciendo Clic En El Botón Inferior.