¡Hola Amante de las historias! Cuando miramos a alguna persona con sobre peso, podemos deducir que ‘‘quizás no se siente tan mal consigo mismo» pero en la mayoría de los casos resulta todo lo contrario y los comentarios crueles tienen mucha culpa de ello.

El protagonista que conocerás hoy vivió una terrible humillación en San Valentín y eso se convirtió en inspiración para dar un gran cambio a toda su vida. Conoce los detalles de su historia y Compártela con tus amigos.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Le Rompieron El Corazón En San Valentín Por Su Obesidad Lo Que Decidió Hacer Me Toco La Fibra De Mi Corazón.

Jason McDonald de 28 años de edad, comenzó a sufrir de obesidad desde su infancia. En el transcurso del tiempo, nunca tuvo interés en mejorar su apariencia e incluso, era obsesivo con la comida (muchas personas lo apodaron »cariñosamente» Big Mac, con relación a su apellido).

Lamentablemente, tras no tener ningún tipo de cuidado por su cuerpo, llegó al punto de pesar 228 kilos y fue en una celebración de San Valentín cuando quien era su novia decidió confesarle que ya no quería estar más con él y que incluso, le avergonzaba.

En ese momento el mundo de Jason se derrumbó, pensó nunca volvería encontrar a una compañera de vida y se sumió en una fuerte depresión.

Gracias al apoyo y cariño de sus familiares, después de un año entero sintiéndose »miserable» y »con ganas de morir». Finalmente entendió que su vida podía cambiar solo si él así se lo proponía.

Aunque no había ganado seguridad en sí mismo, fue al nutricionista con quien inició un fuerte tratamiento (con dietas y rutinas de ejercicios) que lo ayudarían a rebajar.

El proceso de transformación duró 3 años y aunque tuvo sus dificultades y satisfacciones, Jason finalmente pudo perder 139 y todo gracias a su voluntad.

Además de lograr una apariencia fantástica, su vida mejoró en todos los sentidos e inició una hermosa relación sentimental con Rebeca, una ex compañera de primaria.

“Rebecca ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida, además de perder peso”, señaló al medio inglés The Mirror, este valiente joven, agregando“Perdí 139 kilos y es increíble cómo ha aumentado mi confianza y la fe en mi mismo”.

Otra historia que se suma a la lista de casos que sirven como inspiración para cualquier persona que esté batallando con su autoestima. Casos como estos confirman que lo más importante para »poder ser amado», es comenzarnos a amar nosotros mismos.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]