¡Hola! ¿Conoce el descubrimiento de la momia Chilena? ¿Sabías que es extremadamente pequeña y muy extraña? Pues en esta oportunidad te hablaré un poco sobre este increíble acontecimiento y los resultados de las increíbles pruebas realizadas a ellas.

Después de que hayas terminado de ver esta información sabrás que aun hay hechos que la ciencia no descubre y que cada día nos topamos con un nuevo misterio increíble. ¿Quieres conocer todos los detalles? Entonces quédate y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 🙂

La Momia de Atacama.

Bhattacharya S et al. 2018

Hace casi dos décadas, comenzaron los rumores en el desierto de Atacama, en el norte de Chile, alguien había descubierto a un pequeño extraterrestre momificado.

A pesar de su tamaño, el esqueleto era notablemente completo. Incluso tenía dientes endurecidos.

Y sin embargo, había anomalías notables: tenía diez costillas en lugar de las doce habituales, cuencas oculares gigantes y un cráneo largo que terminaba en un punto.

Ata, como los restos llegaron a ser conocidos, terminó en una colección privada, pero los rumores continuaron, alimentados en parte por un documental OVNI en dos mil trece que presentó el esqueleto.

Los huesos de Ata contienen ADN que no solo muestra que era humana, sino que pertenecía a la población local. Además, los investigadores identificaron en su ADN un grupo de mutaciones en genes relacionados con el desarrollo óseo .

Algunas de estas mutaciones podrían ser responsables de la extraña forma del esqueleto, causando un trastorno hereditario nunca antes documentado en humanos.

Antonio Salas Ellacuriaga, un genetista de la Universidad de Santiago de Compostela en España que no participó en el nuevo estudio, lo llamó «un muy bello ejemplo de cómo la genómica puede ayudar a desentrañar un dilema antropológico y arqueológico«.

Las «autopsias de ADN«, como las llama el Dr. Ellacuriaga, podrían ayudar a arrojar luz sobre los trastornos médicos «mirando al pasado para comprender el presente«.

La investigación, publicada en la revista Genome Research, comenzó en dos mil doce, cuando Garry P. Nolan, un inmunólogo de la Universidad de Stanford, se enteró del documental OVNI, «Sirius«, mientras todavía estaba en producción.

Los científicos finalmente lograron reconstruir gran parte del genoma de Ata. Ella era una niña, según descubrieron, más cercanamente relacionada con los chilenos indígenas. Pero ella también tenía una gran cantidad de ascendencia europea.

Los científicos no han llevado a cabo ninguna datación precisa del esqueleto, por lo que no pueden decir exactamente cuándo vivió Ata. Pero su herencia europea sugiere que fue en algún momento después de que Chile fue colonizado en el siglo dieciséis.

Fuente: nytimes

¿Crees que los estudios realizados a esta momia pueda ser importante para la ciencia y para las civilizaciones actualmente?