¿Conoces al profesor que recorre todos los días 5 horas para dar clases? Es admirable la voluntad con la que este maestro entrega su corazón en un largo camino para enseñar.

No te pierdas esta historia que sin duda alguna te vas a conmover, El esfuerzo y la responsabilidad son los valores mas importantes para este hombre.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

Viaja a caballo más de cinco horas para que sus alumnos no abandonen la escuela

Cada veintiuno días, a sus cincuenta y siete años, Giacomo Ponta se calza al hombro una mochila y una bolsa de dormir. Lo hace para recorrer a caballo y otras veces a espinazo de burro las Sierras Grandes de Córdoba.

Aventurándose por caminos rocosos y empinados a más de dos mil cuatrocientos metros de altura, hasta llegar a los pies del Champaquí, el cerro más alto del sitio.

Su objetivo no es ni deportivo ni turístico, debe ver con su vocación: la docencia. Allá, en esta zona rural de bastante difícil acceso, lo aguardan múltiples jóvenes de diferentes edades, que hallan en su profesor la ocasión para seguir sus estudios secundarios cuando concluyen la primaria.

«Es un camino que tiene sus peligros cuando las condiciones climáticas son desfavorables, especialmente si llovizna pues la mula o bien el caballo puede patinarse».

Cuenta Giacomo que tarda por norma general cinco horas en superar el reto. «Lo hago pues estoy enamorado de mis pupilos, pues los quiero un montón.

Estoy seguro de que la educación es clave a fin de que cada humano pueda ser realmente libre y espero que lo que hacemos aporte a la libertad de estos chicos, confiesa conmovido.

Próximo al principio de clases que van a arrancar en esta escuela el cinco de marzo, Giacomo se prepara para acompañar la trayectoria escolar de diez pupilos que este año renuevan sus ganas de aprender sumergidos en una realidad que los condiciona:

«Las familias de estos chicos viven de la cría de animales como chanchos, cabras, ovejas y del turismo. Acá no hay señal de teléfono, Internet, electricidad ni tampoco atención médica.

Hasta hace seis años, este aislamiento hacía imposible que los jóvenes pudiesen continuar su educación secundaria sin desarraigarse del sitio.

Vía 

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.