¡Hola Amante de las historias! Si te gustan los animales, probablemente esta historia te saque algunas lágrimas ¡A partir de ahora, prestarás más atención a tu perro! 

Conoce el increíble final de esta historia que protagoniza un Mastín Inglés llamado Jack ¡Vale la pena leerla completa y Compartirla!

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Ella Pensó que eran picaduras de insectos pero el veterinario le dijo que llamara la policía.


En un pequeño pueblo de Estados Unidos, vive Hayden, la dueña de un hermoso Mastín Inglés al que llamaron Jack, todos los miembros de la familia de Hayden lo adoran e incluso lo consideran un miembro más.

Un día habitual, Hayden había llegado de la universidad y notó algo extraño en la piel de Jack. Al acercarse, se llevó una de las peores experiencias que alguna vez haya vivido.

En la piel de Jack habían orificios medianos que parecían tener profundidad. Hayden en principio, pensó que podrían ser picaduras. Totalmente desesperada, pidió ayuda a sus padres para llevarlo de emergencia al veterinario.

A continuación, los médicos le dieron una noticia que marcó su vida. Lamentablemente, Jack había sido afectado por balines.

Las heridas estaban en todo el cuerpo del perrito, incluso cerca de los ojos, en el estómago y las patitas. Los médicos detallaron que no entendían cómo alguien podía haber sido tan cruel con un ser indefenso.

Para la extracción de los balines, se debían rapar todas las partes afectadas. Al finalizar el proceso de extracción, se determinó que alguien habría disparado al menos 50 veces al pobre animalito.

¡Jack logró sobrevivir y comenzaría a recuperarse pero por supuesto,  los acontecimientos no quedarían así!

Hayden no dudó en informar a la policía sobre el hecho, exigió justicia desde el principio y se inició inmediatamente la búsqueda del responsable.

Luego de investigaciones, la policía determinó que el responsable de la atrocidad habría sido el mismo vecino de la familia llamado Tom Woodward. Con pruebas en manos, inmediatamente fue arrestado porque también presentaba casos de posesión de drogas.

Woodward fue sentenciado por maltrato animal por 3 años y en su futura libertad no deberá tener acercamiento físico con otros animales.

Lo más increíble de esta historia es que nunca se sabe hasta dónde podría llegar la maldad de alguien que literalmente podemos tener al lado.

Si tienes animalitos en casa asegúrate de prestarles suficiente atención y bajo ningún contexto permitas que alguien pueda maltratarlos, sobre todo a los más indefensos. 

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]