¡Hola Amante de las historias! ¿Te gustan los animales? ¡Lo más probable es que la historia que leerás a continuación te arrugue el corazón!

Una vez más, queda de mostrado que los perritos son los compañeros más fieles que un humano podría tener ¡Vale la pena leer esta historia hasta el final y Compartirla con tus amigos! 

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Cada noche cuando sus dueños duermen, lo que hace el perro desconcierta a todos…

No cabe duda que los perritos cuando se tienen en casa llegan a convertirse en un miembro más de la familia y a diferencia de muchos humanos, sin importar qué suceda, siempre son capaces de demostrar fidelidad y amor a sus dueños…

Esta es la historia de Obbie, un perrito pastor alemán que fue adoptado y en poco tiempo, logró ganarse el amor de todos en casa demostrando su gran inteligencia y habilidad para aprender distintos trucos…

Una de las principales particularidades del cachorro es que cuando todos dormían, siempre se mantenía sentado en la cama de sus dueños mirándolos y cuidándolos hasta que nuevamente, salieran de la cama…

Aunque era un acto »cariñoso» no dejaba de ser extraño para los dueños y sin dudarlo, decidieron llevarlo a un veterinario… Pero todos los exámenes indicaron que estaba en perfecto estado de salud.

Todos estaban felices de que estuviese sano, sin embargo, necesitaban una explicación al respecto de la extraña actitud del perrito cada vez que todos dormían…

¡Lo que escucharon en el refugio de animales dónde lo habían adoptado, los dejó sin palabras!

La asistente del lugar, confirmó que el anterior dueño de Obbie lo dejó en el refugio una media noche, cuando el cachorro aún dormía…
Al parecer, le dio un sedante para tranquilizarlo y cuando el pastor alemán abrió nuevamente sus ojitos, se dio cuenta que había sido abandonado por su dueño en un lugar desconocido… 

Lamentablemente, la decisión del anterior dueño de Obbie le causó un trauma y es por ello que cada noche, se encarga de velar el sueño de sus nuevos dueños para asegurarse de no ser nuevamente abandonado.

Esa respuesta dejó a todos asombrados y la actual familia de Obbie no dudó en seguir con él, retribuyendo el amor y la confianza que les estaba dando el cachorro. En definitiva, nunca se volvieron a incomodar por la presencia del perrito en la habitación cada vez que dormían. 

Una increíble historia que demuestra que muchos dueños de animales pueden ser realmente »crueles» pero sin embargo, estos hermosos seres no tienen espacio en su mente para el »rencor» hacia los humanos y siguen demostrando que definitivamente son »el mejor amigo del hombre». 

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]