¡Hola Amante de las historias! Definitivamente, nadie puede poner en duda que el sentido de olfato de los perros es sencillamente fantástico. Incluso, gracias a eso, esta mujer tuvo una segunda oportunidad de vida. 

Luego de esta experiencia, esta mujer supo que su perrita no solo era su mascota si no también su heroína. Conoce el desenlace de su increíble historia y Compártela con tus amigos. 

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Su Perra No Para De Olfatearle La Nariz. Va Al Médico Y Se Desmaya Cuando Le Dicen Que Su Mascota Salvó Su Vida

Esta es la historia de Lauren Gauthier, una chica que siempre se consideró amante de los animales y cuando pudo mudarse sola tomó la decisión de adoptar un perrito. 

En una fundación local, vio a Victoria una hermosa perrita raza Coonhound que tras un lamentable accidente, había perdido uno de sus ojitos. Quizás ese fue el principal motivo por el que Lauren se enganchó mucho más con la perrita y sin dudarlo la llevó a casa. 

Desde los primeros meses Victoria demostró gran afinidad con Lauren y ambas se hacían maravillosa compañía… Pero un día las cosas comenzaron a cambiar. 

Aunque la perrita seguía siendo muy activa y cariñosa, repentinamente se mostraba muy nerviosa y lo más extraño es que parecía haber desarrollado una »obsesión» con lamer la nariz de Lauren. 

La actitud de Victoria comenzó a incomodar a su dueña que aunque la amaba, no podía entender por qué la perrita querría lamerle tanto la nariz, incluso ni siquiera la dejaba dormir en paz.

Luego de varios días que la perrita seguía demostrando tal comportamiento, Lauren se dio cuenta que tenía un punto rojo en su nariz y pensando que podía haber sido alguna lesión por los lamidos de la perrita, quiso realizar un chequeo médico.

¡Lo que jamás imaginó es que el diagnostico encontrado cambiaría su vida para siempre!

Lamentablemente, Lauren se desmayó en el instante que se enteró que el punto rojo en su cara era un tipo de cáncer conocido como carcinoma de células basales.

Tal como si se hubiese tratado de un milagro, la perrita Victoria logró detectarlo primero que todos y gracias a ello, se pudo extirpar el pequeño tumor en la nariz de Lauren sin ningún tipo de complicaciones.

“Estoy muy agradecida de Victoria. Ella y yo siempre hemos tenido un vínculo estrecho (…) no sabía que sería capaz de detectar el cáncer debajo de mi piel”, comentó Lauren a medios locales.

Aunque su cara quedó marcada para siempre, solo se trataba de una simple cicatriz y si no hubiese sido por su perrita, probablemente la vida no le iba a alcanzar para dar a conocer su increíble experiencia. 
Esta fantástica historia demuestra la gran inteligencia de los animales y la voluntad de una perrita que sin poder hablar, le comunicó de una forma muy inusual a su dueña que había notado que algo en su salud no estaba bien ¡Simplemente maravilloso!

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]