¡Hola Amante de las historias! La infertilidad es un problema común a las parejas establecidas que no siempre logran superar.

Muchos matrimonios en el intento por consolidar una familia, terminan separándose por no concebir un hijo. Acompáñanos a conocer la historia de Los Justice, quienes después de no poder tener hijos terminaron con 5 casi de un  golpe.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Sarah No Lograba Embarazarse

Sarah y Andy Justice son un matrimonio estable con varios años de casados. Al comienzo no quisieron formar familia  porque deseaban disfrutar su vida en pareja.

Pasados un par de años, hablaron de tener el primer hijo pero a pesar de los intentos, no lo conseguían.

Optaron por consultar a un especialista y el diagnóstico no fue muy alentador. Sarah tenía un problema en las Trompas de Falopio y debía someterse a un tratamiento riguroso.

Estaban decididos a tener hijos

Siguieron las indicaciones del médico al pie de la letra. No hubo medicamento prescrito que Sarah no tomara o cita a la que no asistiera.

Ambos querían tener un bebé, era lo que más anhelaban. Sin embargo, nada que sucedía…

El tiempo iba pasando y Los Justice estaban muy desilusionados. Fue entonces cuando acordaron que podían adoptar una criatura. Son muchos los niños en el mundo que necesitan el afecto de los padres y ellos estaban dispuestos a darlo.

Fueron a un centro de adopción

En el lugar encontraron a una mujer que iba a dar a su hijo en adopción y convinieron que ellos se harían cargo, solo que al poco tiempo la mujer les notificó que no era solo un bebé. La ecografía había revelado que serían trillizos.

Andy y Sarah se sentían muy entusiasmados con la idea, así que empezaron a preparar la habitación y todo lo necesario para el recibimiento de los niños.

Pero Sarah comenzó a sentirse mal y pensando que no podía enfermarse porque esa semana llegaban los bebés, fue al médico.

La sorpresa que se llevaron no tiene comparación.

La noticia que el médico dio a Sarah fue de marca mayor. No se trataba de una gripe sino que su malestar era porque estaba embarazada.

Finalmente, un bebé venía en camino. No era uno solo, resultó que Sarah tendría gemelos según las pruebas diagnósticas.

El amor de esta pareja y el deseo de dar a los demás se vio recompensado. Quisieron darle a un hogar a un bebé desamparado y no fue uno sino 3.

Deseaban tener 1 hijo y la vida les dio 5.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

MP
[/showhide]