¿Conoces a la pareja que adoptó a 6 hermanos que vivían en sitios separados? Es una historia que seguramente te va a conmover. Tienes que verla así que no te la pierdas.

Luego de varios años juntos consideraron la posibilidad de adoptar a un niño y terminaron con mucho más que eso.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

Una pareja adoptó a un grupo de hermanitos que vivían separados

Hay seis mochilas sobre del sillón. Son las de los hermanos Figueroa. Están listas para el día después. Cuando se levanten y tras desayunar, saldrán de su casa en Tucumán, con rumbo a la escuela.

Sus papás, Matías Figueroa y Virginia Posse están juntos hace 12 años. Tras procurar y de hacer tratamientos para transformarse en padres, en dos mil dieciséis se anotaron en el registro de adopción.

Cuando cumplieron 5 años juntos, Matías y Virginia hicieron 2 tratamientos para tener un bebé mas no lograron quedar embarazados. De todas maneras, ya habían hablado muy frecuentemente sobre la posibilidad de adoptar.

Con su primer marido, Virginia había tenido a Guillermo que murió cuando comenzaba la relación con Matías. Tras haber vivido ese duelo, sintieron que estaban listos para darle todo el amor a estos 6 hermanos.

El llamado esperado fue en el último mes del año de dos mil dieciséis. Sonó el teléfono de Virginia y al otro lado de la línea, les informaban que había 6 hermanos que tenían entre 3 y 12 años, separados en 2 hogares.

Esperaban por una familia. «Nos llamaron y nos afirmaron `miren, hay un conjunto de 6 hermanos, a los que procuramos mantener unidos, no sé qué les parece a ustedes`. No dudamos, los queríamos con nosotros en casa»

Llegaron al juzgado y afirmaron que los querían a los 6. Fueron a conocerse con sus hijos a la Sala Cuna y al Eva Perón. «Fue tal y como si nos conociéramos de siempre. Recuerdo que les afirmé `vamos a casa’ y nos fuimos todos juntos».

El amor brotó inmediatamente, los chicos estaban felices de estar juntos otra vez y de vivir con ellos. «No nos afirmaron papá y mamá desde un primer instante. Fue por medio de un proceso de vinculación.

En las vacaciones del año pasado, hicimos un viaje a la granja donde trabajo y cuando volvíamos nos afirmaron mamá y papá. Con Virginia nos conmovemos y comprendimos lo que desde ese instante significamos para ellos», especifica Figueroa.

Vía 

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.