¿Qué harías si pierdes la herencia de tu padre y todavía te toca pagar los impuestos sucesorales? Sí tener que pagar impuestos por una sucesión es algo que molesta. Tenerlos que pagar por algo que te han expropiado debe ser algo brutal.

Cuatro hermanos de Sevilla perdieron un hotel que les dejó como herencia su padre al morir, ya que el hotel fue mal vendido en una subasta. Quédate con nosotros hasta el final…

Ganar una herencia, perderla, y quedar pagándola…

El hotel que se encuentra situado en el centro de gaditana de Jerez de la Frontera, fue subastado por un valor ocho veces menor del valor real que le puso la Junta de Andalucía para calcular la liquidación de los impuestos sucesorales.

La Junta de Andalucía le calculó un valor real para la liquidación de impuestos de un millón cuatrocientos cincuenta y seis mil setecientos doce euros, pero el hotel fue subastado y la empresa que se quedó con él, tuvo que pagar tan sólo ciento ochenta y cinco mil euros.

Según cuenta Francisco Pacheco, uno de los cuatro hermanos herederos, el inmueble salió dos veces a subasta.

Hasta el segundo proceso no se adjudicó de forma directa a quien había presentado la segunda mejor oferta, tras frustrarse la venta a otro pujador que estaba dispuesto a pagar por él, incluso más de la deuda que arrastraba (quinientos cincuenta mil euros).

Pero, una vez descontados los ciento ochenta y cinco euros obtenidos con esta operación, esté agobiado empresario de sesenta y cuatro años todavía tiene que pagar noventa mil euros para “quedar en paz” con la Consejería de Hacienda.

Todos los bienes de Francisco Pacheco están embargados dice:

Tengo que cobrarle en mano a mis clientes para que Hacienda no me quite el dinero. Céntimo que tengo en el banco, céntimo que me quitan”.

Los otros hermanos de Pacheco pasan por una situación similar con el agravante de que una de las hermanas, María Isabel, vive con su pareja en paro tratando de sobrevivir.

Otra de las hermanas, Maria Victoria, tiene que vivir con una pensión de quinientos euros, y lo mismo su hermano José Manuel que está en situación de invalidez.

Esto no es una herencia, es una pedrada, un robo a mano armada”. La rabia es lo único que no le han podido arrebatar a Francisco Pacheco.

Vía

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.