¿Tienes un hijo que practica algún deporte? Entonces esta historia te va a interesar. Pues de seguro muchas veces le has dicho que no puedes ir a verlo porque estas ocupado o por tu trabajo.

Ser padre no es fácil, lamentablemente no hay un manual que nos haga la vida más fácil y que nos explique es lo que no debemos hacer con nuestros hijos. Quédate con nosotros hasta el final…

Nunca Me Imagine Lo Que Mi Hijo Sentía Al No Ver A Su Familia En Las Gradas

Mi hijo Jorden jugaba béisbol, su hermana y yo nunca nos perdimos ni un solo partido, lamentablemente por el horario de trabajo su padre no nos podía acompañar, así que en las gradas solo estábamos su hermana y yo.

Todos los jugadores de béisbol suelen tener algún ritual cuando entran al diamante, mi hijo escribía con un dedo algo en la tierra, luego se volteaba y me señalaba, a mí me encantaba que me tomara en cuenta en su ritual.

En las gradas siempre había padres y familiares de otros jugadores, pero como nuestra familia es tan pequeña, solo nosotras dos alentábamos a Jorden.

Cuando Jorden era pequeño algunos de la familia de vez en cuando acudían a los encuentros, pero a medida que fue creciendo dejaron de asistir. Jorden nunca demostró que le molestara que no fueran a verlo, jamás dijo nada.

En su último año, le pidieron a Jorden que diera un discurso en el banquete de béisbol, y fue cuando entonces Jorden nos dejó claro a mí y a más de ciento cincuenta personas personas que se encontraban en el local.

La importancia de tener admiradores que te apoyen en las gradas.

Jorden se puso de pie delante de todo su equipo, sus compañeros y amigos, sus entrenadores, padres de sus compañeros de equipo y otros invitados y comenzó su discurso.

Explicó que le dolió que nunca hubieran ido a verlo jugar sus abuelos, pero que estaba infinitamente agradecido con el abuelo de uno de sus compañeros de equipo que no solamente apoyo a su nieto sino a todo el equipo.

Dijo que aunque ninguno de sus tíos no lo fueron a ver, estaba agradecido con los hermanos mayores y familiares de sus compañeros que le ofrecieron el mismo apoyo que a sus ser querido.

Cuando se acercaba el final de la temporada, varios de nuestros amigos se presentaron para verlo. Pude ver la diferencia en él mientras me veía rodeado de algunos fanáticos extra en las gradas.

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.