¿Darías tu vida para salvar la de tu hijo? Un joven padre de veinte y cuatro años que no sabía nadar muere en Indianápolis al tratar de salvar a su hija de tres años después de que el auto en el que se encontraba cayó en un estanque congelado.

El joven Anthony Burgess Jr. Dejó su auto estacionado pero encendido mientras se bajaba a conversar con un amigo, la hija de Burgess, de tres años, se quedó dentro del auto. Quédate con nosotros hasta el final…

Padre se ahoga salvando a su hija.

 

En un determinado momento, mientras Burgess hablaba con su amigo, la niña se bajó del auto y comenzó a caminar hacia su padre, Burgués la reprendió y le dijo que regresara al auto.

Al parecer, al volver al automóvil, la niña movió la palanca de cambios lo que hizo que el vehículo cayera en un estanque helado. Los testigos comentaron que inmediatamente Burgess se dio cuenta que el carro estaba en el estanque se lanzó para tratar de salvar a su hija de tres años, pero Burguess no sabía nadar.

Burgess agarró a su hija del auto justo cuando se hundía, dijeron testigos al Departamento de Bomberos de Indianápolis. Su amigo, vencido por el agua helada, se retiró a la orilla. Un espectador del lado opuesto del estanque saltó, tomó a la niña de su padre y la nadó hasta la orilla. El hombre regresó por Burgess, pero ya era demasiado tarde.

«Simplemente desapareció bajo el agua», dijo Andy Peñaloza, de diez y seis años, que estaba en el balcón de su segundo piso con vista al estanque cuando la gente comenzó a gritar pidiendo ayuda el domingo. «Vi a gente venir de todas partes, gritando», dijo Peñaloza. «Su cabeza fue bajo el agua».

Comentaron: «Este padre hizo todo lo que pudo».

Burgess murió el domingo por la noche, dijo la Jefa del Batallón del Cuerpo de Bomberos de Indianápolis, Rita Reith. Su hija, inicialmente en estado crítico, se actualizó a estable el lunes y permaneció en el Hospital Riley para Niños en IU Health. El Pontiac fue encontrado el lunes a unos cincuenta pies de la orilla y a veinte y cinco pies bajo el agua, dijo Quillen. La temperatura del agua era de aproximadamente treinta y cinco grados. La palanca de cambio estaba en “neutro”.

Vía

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.