¡Hola Amante de las historias! Si eres de los que les gusta conocer historias de la vida real, ésta te dejará boquiabierta.

Definitivamente, hay que prestarle muchísima atención a nuestros hijos ¡Nunca sabemos cuándo puede ser demasiado tarde! Conoce todos los detalles de esta historia y Compártela.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Sentía un olor extraño en su hija hace semanas. Fue al doctor y descubrió el insólito origen


En muchas ocasiones pensamos que los niños solo tienen »ocurrencias» cuando en realidad tratan de describir algo sin saber cómo. Esta historia tiene algo que ver con eso y me dejó tan sorprendida que no dudé ni un segundo en compartirla contigo. 

Seguramente en alguna oportunidad has notado que a los niños les encanta llevar cosas a su boca y la verdad es que aunque los adultos siempre tratemos de estar pendientes, en segundos pueden suceder muchas cosas…

Así como llevan objetos a su boca, también les gusta olerlos y manipularlos. En definitiva, esto se debe a su gran curiosidad por conocer el mundo. Sin embargo, pueden haber terribles accidentes a causa de ello.

Un día habitual, Katerina de 30 años, se encontraba cuidando a su pequeña nena de 18 meses Accusia… Aunque la pequeña no había expresado incomodidad alguna, la madre notaba que un olor extraño provenía del cuerpo de su hija.

En principio no prestó tanta atención, pues pensó que todo pasaría cuando la bañara. Pero lamentablemente no fue así. El olor desagradable e »indescriptible» se mantuvo por un par de semanas, como nadie se explicaba a qué se debía, decidió ir al hospital. 

¡Luego de algunos exámenes, notaron que algo estaba dentro de su nariz!

Increíblemente, la pequeña Accusia tenía un trozo de esponja podrida dentro de la nariz. El doctor no lo podía creer y su madre se impactó por completo.

Aunque las dos semanas con el hedor la pequeña presentaba síntomas de resfriado, nadie se hubiese imaginado que tuviese algo en su nariz y muchísimo menos un pedazo de esponja podrida.

Luego de la extracción de la esponja con una pinza, los doctores recetaron algunos antibióticos para curar del todo los malestares por los que estuvo pasando la niña sin poderse comunicar.

 Esta increíble historia demuestra que los niños incluso bajo el cuidado de las personas que más les ama son capaces de sufrir accidentes  por lo que es muy importante prestarles mucha atención y mantenerlos a la vista para evitar problemas graves.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]