¡Hola Amante de las historias! Definitivamente, historias como la que te mostraré el día de hoy demuestran que es alguien sin amor propio puede cometer muchas locuras…

La cirugía estética cada vez es más común pero cuando algo sale mal, el daño es irreversible. Conoce historia de una mujer que se obsesionó con lucir diferente ¡Vale la pena leerla completa y Compartirla!

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Tiene 32 años, pero Su obsesión por diferenciarse de su gemela la hizo cometer un error que lamentara siempre.

El final de esta historia te llevará a reflexionar sobre la importancia de aceptarnos y querernos a sí mismos… 

La protagonista de esta historia es una chica argentina llamada Bruna… Danna es su hermana gemela y desde sus primeras intervenciones quirúrgicas, se obsesionaron con cambiar su aspecto natural.

Ambas les decían a sus padres que querían lucir »perfectas» y dieron inicio a la transformación… Luego de un tiempo se mudaron a Miami donde iniciaron su trabajo como modelos.

Se realizaron cirugías en el 80% de su cuerpo… Pero Bruna quiso dar un cambio más »extremo» para lucir un poco distinta a su hermana.

Sin pensarlo tanto, tomó la decisión de querer cambiar el color de sus ojos. Aunque tenía los ojos color avellana, estaba obsesionada con tenerlos grises.

Como en Estados Unidos no realizan tal cirugía, viajó a Colombia para poder hacerlo.

Por si fuera poco, en el centro estético le hicieron un precio de oferta a cambio de publicidad en sus redes sociales y en muy poco tiempo, se llevó a cabo la cirugía que cambiaría el resto de su vida…

Lamentablemente, luego del procedimiento, perdió 80% de visión en un ojo y 50% en otro… A sus 32 años, tiene la visión de una mujer de 90. 

Mis pupilas, ya no pueden adaptarse a la luz, así que ahora también soy muy fotosensible. Esta cirugía completamente destruyó mi vida“, comentó la afectada. 

Su capricho por querer lucir distinta la hizo pagar un costo peor que miles de millones de dólares. Aunque tiene sus anhelados ojos grises, quedó casi ciega y sumida en una profunda depresión.

Historias como estas son un fantástico ejemplo de que querer lucir »perfecta» es algo insano y sobre todo, imposible. Es importante que las mujeres aprendamos a aceptarnos como somos y no olvidar que Belleza no es más que lucir saludable. 

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]