¡Hola amante de las historias! Tamika y Wendell Scott son los padres de un niño de 8 años llamado Cameron Scott.

Cameron estaba experimentado problemas de salud. Al principio sus padres pensaron que se trataba de una enfermedad viral. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos.


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Cameron Es Un Milagro

Pero pronto notaron que este niño empezó a perder peso de una manera vertiginosa. Se mostraba débil, cansado y varias veces al día manifestaba que sentía mucho dolor.

Ante esto, sus padres lo llevaron a un médico, quien después de realizarle varios diagnósticos llegó a una terrible conclusión.

Resulta que Cameron tenía meduloblastoma, un raro tipo de cáncer que afecta a pocas personas.

Lo peor de todo es que estaba avanzado en su fase 4.

Las probabilidades de que este niño viviera eran mínimas.

Aún así, sus padres le explicaron con mucha cautela y utilizando palabras adecuadas para un niño de 8 años todo lo que estaba pasando con su salud. Él lo entendió.

Tamika y Wendell también le dijeron que debía ser fuerte, no iba a ser fácil pero tenía que luchar con mucha valentía.

Poco tiempo después, Cameron se cayó de las escaleras y comenzó a quejarse de dolor de espalda.

Los padres empezaron a preocuparse de que esta caída pudiese acelerar el cáncer.

Así que llevaron al niño al St. Jude’s Children’s Research Hospital, donde se enteraron que un tumor había empezado a crecer en su cerebro y se extendía hacia su espina dorsal.

Cameron fue internado durante un año, donde día tras día demostraba sus ganas de vivir. Los médicos lograron aislar el tumor y diseñaron un tratamiento para atacar su enfermedad.

Ahora, Cameron tiene 10 años y está libre de cualquier enfermedad. Venció todas las probabilidades de que el cáncer cerebral lo llevara a la muerte.

En una entrevista, él comentó que en los días más difíciles siempre pensaba en las palabras de sus padres al inicio de todo.

Él recordaba a Tamika y Wendell pidiéndole que fuese fuerte y por eso él no se rendía. Sabía que podía.

Las palabras tienen un peso enorme si las escuchamos de las personas que más amamos y más confiamos. Por eso, debemos usarlas para darle ánimos a quien las necesita.

Una palabra de aliento puede hacer una gran diferencia.

Descarga Gratis El Reporte: 3 Claves Para Comenzar A Ganar Dinero Desde Tu Casa Haciendo Manualidades (HAZ CLIC AQUÍ)

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

YM
[/showhide]