¡Bienvenido a otra historias! ¿Sabes quien es Nostradamus? ¿Sabías que es un hombre que vivió hace siglos pero predijo cosas que se cumplen aun después de su muerte? Pues en esta oportunidad hablaremos sobre sus predicciones sobre el Papa Francisco y lo que le espera.

Después de que hayas terminado de mirar toda la información sobre las predicciones del Papa sabrás que este mundo cada día se acerca más a su final y lo estamos presenciando. ¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final… y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 🙂

Nostradamus y sus predicciones.


Es habitual que por estas tiempos se den a conocer las predicciones de supuestos videntes y uno de ellos es el temible Nostradamus, quien no ha perdido la capacidad de sorprendernos con los terribles sucesos que empapó en su renombrado libro.

Para este dos mil dieciocho se espera sucesos buenos y otras alarmantes que conciernen al campo social y político del planeta.

Como bien vas a saber, muchas son las personas que creen que el profeta francés
Nostradamus pronosticó con una enorme precisión al ascenso al poder de Napoleón y Hitler, como los ataques terroristas de las Torres Gemelas acontecidos el once de septiembre de dos mil uno.

Abundantes estudiosos del vil profeta, que murió en el año mil quinientos sesenta y seis, asimismo están persuadidos de que ha pronosticado adecuadamente otros acontecimientos más actuales.

Predicciones de nostradamus para este año.

3. Último papa.

Según los escritos de Nostradamus, el papa francisco podría ser el último papa del vaticano en toda la historia del mundo.

2. Tercera guerra mundial.

Una catástrofe a raíz de enfrentamientos no resueltos terminarían con la vida de millones de personas en el planeta.

En los textos de Nostradamus da luz sobre aquello que no deseamos presenciar; por servirnos de un ejemplo, atentados terroristas o bien enfrentamientos de mayor extensión.

1. Catastrófico terremoto.

El planeta al estar en incesante movimiento es propenso a padecer fallas en sus placas atmosféricas causando que frecuentemente ocurren movimientos sísmicos, como fue el caso del último seísmo de ochenta y cinco en México.

Fuente: Aweita larepublica

El final de los tiempos no se encuentra muy lejos, y no hay que ser vidente para notar el estado del mundo y su población, hagamos lo mejor que podamos mientras nos quede vida en este planeta.