¿Sabías que le negaron un corazón a un chico de trece años porque es muy pobre? Enfrentaba la peor situación de su vida por su extrema condición de pobreza.

Un chico correntino de trece años vive en la localidad de Virasoro y sus condiciones no son aptas para que reciba un trasplante de corazón, por lo que tuvo que volverse desde Buenos Aires a su casa sin ninguna esperanza de vida. Quédate con nosotros hasta el final…

No recibe trasplante por ser demasiado pobre…

Fernando Almeida, internado en el hospital de Pediatría Juan Garrahan de Buenos Aires, recibió la noticia de que no puede recibir el corazón de un donante porque las condiciones socioeconómicas de indigencia en su hogar no son aptas para un paciente de alto riesgo.

A través de un comunicado de prensa, el Hospital Garrahan aclaró su posición respecto al tema. «El Hospital Garrahan, a través de la Dirección Médica, se ve en la obligación de reafirmar su compromiso con la salud pública”.

“Aclarar que la toma de decisiones en cada caso se basa en informes médicos elaborados por especialistas altamente calificados», indicó. «Nos apoyamos en las políticas públicas, de salud y sociales para mejorar y/o modificar condiciones que puedan afectar dicho acceso».

Según el informe del organismo encargado del proceso de donación de órganos, en este caso, de un corazón para Fernando, «La condición social y familiar, se concluye que el paciente no reúne criterios para ingresar en la lista de trasplante cardíaco del Incucai».

Con el diagnóstico, las autoridades del hospital Garraham de Buenos Aires le dieron el alta, y tuvo que regresar a la capital sin ninguna solución: su vida depende del corazón con el que nació y que padece de una «miocardiopatía dilatada por influenza B».

María Elena, madre del niño, relató que vive en una precaria vivienda de una sola habitación con sus siete hijos y sin tener siquiera un baño, condiciones de higiene consideradas no aptas para un paciente de alto riesgo con corazón trasplantado.

Roberto Jabornisky, ex director del hospital Pediátrico de Corrientes, es uno de los médicos que atendió a Fernando, explicó que «a estos chicos la pobreza no solo les quita futuro, también les quita posibilidad de tratamiento y atención»

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.