¿Conoces la historia del niño que falleció en los brazos de santa? Su último deseo era ver a santa y lo consiguió. Le ha costado mucho retomar su vida luego de este acontecimiento.

Ahora valora mucho más su trabajo y conoce de cerca los deseos de todos estos niños. No te pierdas su historia.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

Un niño enfermo pidió ver a Santa Claus y murió en sus brazos

Imagen de mundotkm.com

Todo empezó hace múltiples semanas, cuando Eric Schmitt-Matzen, el Santa de la columna de Venable, recibió una llamada.

“Era una enfermera que conozco del hospital”, apuntó. “Ella afirmó que había un pequeño de cinco años enfermisimo que deseaba ver a Santa Claus“.

Schmitt-Matzen, cuyos ciento treinta kilogramos y su barba blanca, la que es real, lo transforman en un popular Papá Noel en el área de Knoxville, llegó al centro de salud en quince minutos y solicitó que quien estuviese a punto de llorar que saliera de la habitación.

En su columna, Venable descubrió la breve interacción de Schmitt-Matzen con el niño:

“Dicen que voy a morir”, me afirmó. “¿De qué forma puedo saber cuando llego a dónde voy?”.

Le dije: “¿Puedes hacerme un enorme favor?”

Él dijo: “¡Seguro!”

“Cuando llegues allá, diles que eres el elfo número uno de Santa, y sé que te van a dejar entrar”, le afirmé.

Él dijo: “¿Lo van a hacer?”.

Yo dije: “¡Claro!”.

Él se sentó y me dio un enorme abrazo y me hizo una pregunta más: “Santa, ¿puedes ayudarme?”.

“Lo envolví con mis brazos antes que pudiese decir algo. Él murió allá mismo. Lo dejé allá, segui abrazándolo y me aferraba a él”, expresó con profundo dolor Eric Schmitt-Matzen.

Después de que la familia del pequeño se percate de que había fallecido, Schmitt-Matzen reconoció que dejó el centro de salud y lloró todo el camino a su casa.

“Me tomó una semana o bien 2 parar de pensar en ello todo el tiempo”, declaró al News-Sentinel. “Verdaderamente creí que jamás sería capaz de desempeñar el papel de Papá Noel otra vez”.

Pensó en dejar su traje colorado, más vio a ciertos pequeños riendo y jugando y entonces cambió de opinión.

Vía 

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.