¡Hola amante de las historias! Hoy conocerás una lamentable historia que te dejará impactado. En junio de 1998, Robbie Middleton caminaba a la casa de un amigo para probar una tienda de campaña que le habían dado ese día, su octavo cumpleaños.

Nunca se imaginó, que desde ese momento su vida cambiaría y el horror llegaría para arrebatarle su niñez hasta su vida. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Triste Historia De Un Niño Que Sufrió Por Años Las Consecuencias De Un Ataque

Robbie Middleton no celebró su octavo cumpleaños como lo haría cualquier niño de su edad. Su vecino, Don Collins, lo ató a un árbol, lo violó y le prendió fuego para deshacerse de todas las pruebas.

Robbie sufrió quemaduras de tercer grado en el 99% de su cuerpo y nadie esperaba que sobreviviera… pero lo hizo.

Soportó más de 200 cirugías, injertos de piel y tratamientos interminables para reparar sus quemaduras. Aunque el proceso fue insoportable, pero su madre afirmó que nunca cedió a la autocompasión o la ira.

Lamentablemente…

Perdió la batalla, unas semanas antes de cumplir 21 años, cuando le diagnosticaron cáncer, que los médicos estiman que provino de sus lesiones iniciales.

Un médico forense dictaminó que la muerte de Middleton fue un homicidio, ya que el tipo particular de cáncer que padecía, solo puede provenir de injertos de piel por quemaduras graves.

A medida que las imágenes gráficas mostradas al jurado revelaban el alcance horrible de las lesiones del joven, muchos lloraron abiertamente ante la crudeza.

Después de 13 años, la muerte de Robbie arrojó luz sobre este extraño caso. En un video de 17 minutos filmado poco antes de su muerte, Robbie nombró al hombre que lo agredió en 1998 en Splendora, Texas.

También confesó que el mismo hombre lo había violado algún tiempo antes. Y no era otro que su vecino de 13 años y, que según Robbie, le prendió fuego para «asegurar» su silencio por la violación.

Cuando la justicia llega

Las acusaciones de Robbie llevaron a Don, de 27 años, a que cumpla una condena de prisión por un delito sexual y un cargo de homicidio.

Tres años después del ataque, Collins fue condenado por agredir sexualmente también, a otro niño de ocho años. Pero la familia Middleton se negó a dejar descansar su caso.

El año pasado, la familia ganó una demanda por homicidio culposo de $ 150 mil millones contra Collins. No les interesa el dinero, sino llegar a hacer justicia por las agresiones y la muerte de su pequeño.

Collins, por su parte, no se presentó al juicio civil porque ya estaba en prisión luego de no registrarse como delincuente sexual.

Si te gusto comparte con todos tus amigos!

[/showhide]

Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores, ponte en contacto con nosotros para darte los créditos.