¿Conoces la historia del niño bailarín que superó los prejuicios sociales? No contaba con el apoyo de su familia pero sin embargo continuó luchando por sus sueños.

Este tipo de bailes actualmente no son muy bien vistos por la sociedad.Pero este niño es talentoso y es luchó por alcanzar su sueño.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

Kayky entrena desde los seis años en una academia de danza en Guarujá

Imagen de g1.globo.com

Un pequeño de Guarujá, en el litoral de São Paulo, ha luchado contra el prejuicio y la carencia de apoyo en busca del sueño de transformarse en un bailarín profesional.

Kayky Santana Silva, de apenas diez años, se ha señalado en festivales de danza y, pese a la poca edad, ya prueba madurez suficiente para comprender y también ignorar las críticas que padece por la pasión por la danza.

El interés de Kayky por el ballet empezó a los 6 años, cuando acompañó a la madre hasta una academia de baile, en la Villa Zilda, para buscar una amiga que estaba concluyendo una clase. Desde ese día, el pequeño decidió aprender a danzar.

«Todos y cada uno de los días recuerdo de mañana, voy a la escuela y después vuelvo a la casa. Por la noche, mi madre me lleva al ballet, cara las diecinueve horas, y entreno hasta las veinte y dos horas.

En las horas libres, aún aprovechó para continuar adiestrando un tanto más en mi casa. El ballet es siempre y en todo momento la mejor hora de mi día «, asevera Kayky.

Y para lograr sus sueños, el bailarín no encara apenas contrariedades físicas. Él asimismo necesita vencer muchos prejuicios, en tanto que es continuamente insultado por otros pequeños.

Silva afirma que muchos afirman que el ballet es «cosa de chicas» y asimismo se ha llamado múltiples veces homosexual . «No me importa, me pueden decir que no me fascina. Solo me importa hacer lo que amo «.

Kayky empezó el adiestramiento en la academia de baile ‘Mônica Andrade’, creada en un garaje con el propósito de sacar a los pequeños de la calle y ofrecer la ocasión de tener una vida diferente por medio del arte.

Hoy en día, el curso cuenta con ciento cuarenta pupilos, con edades entre tres y veintidos años.

Vía 

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.