¡Hola Amante de las historias! Nadie puede negar que el acto sexual deseado es un placer y normalmente, no hay que cumplir »normas» para llevarlo a cabo… 

Pero lo que esta pareja jamás imaginó es que luego de un gran disfrute, la policía terminara en su casa por el susto de su hijo de 8 años ¡Conoce los detalles de la alocada historia y No dudes en Compartirla con tus amigos! 

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Niño de 8 años llama al 911 asustado por los gritos de sus padres haciendo el amor – El Policía le dice…

Para la mayoría de las parejas puede resultar complicado tener relaciones sexuales con demasiado »ruido» cuando hay niños en casa y luego de conocer el caso que te mostraré hoy, confirmarás la importancia de ser »prudente» en dichos casos. 

Alex y Nathe son una pareja formal quiénes luego de 7 años de matrimonio, quisieron traer un fruto de su amor al mundo y luego de la búsqueda, en poco tiempo tuvieron al pequeño Nathan.

En la actualidad, Nathan tiene 8 años. Es un niño inteligente y maduro para su edad, sin embargo, sus padres pensaban que era muy pronto para explicarle cosas relacionadas a la sexualidad…

Lo que la pareja tenía en contra, es que aunque sentían vergüenza de hablarle a Nathan al respecto, detrás de la puerta de su dormitorio la fogosidad se apoderaba de ellos y se olvidaban del mundo exterior, incluso del pequeño. 

¡Una noche mientras la divertida pareja mantenía relaciones sexuales, se llevaron una gran sorpresa y es que fueron interceptados por la policía!

Por increíble que parezca, a altas horas de la noche, Nathan decidió hacer una llamada al 811 porque sentía miedo a causa de los gritos dentro de la habitación de sus padres y sin tener idea de lo que sucedía, buscó ayuda.

Los agentes oficiales encargados, aseguraron que a través del teléfono se podía percibir la intensidad de los gritos y como no sabían de lo que se trataba, no dudaron en enviar una patrulla.

¡A fin de cuentas, todos terminaron sorprendidos!

Cuando la policía llegó al hogar de la familia, notaron qué estaba pasando y aunque era su obligación abrir la puerta del dormitorio donde provenían los gritos, se arrepintieron porque vieron a la parejita en pleno acto.

Literalmente, una historia inesperada por todos los adultos involucrados y todo por el ingenio del pequeño de 8 años, quién aseguró que sus padres »siempre le enseñaron a no abrir la puerta del dormitorio cuando ellos la cerraran» y entonces, decidió mandar a otras personas a que lo hicieran porque los intensos gritos le asustaban.

El acontecimiento no pasó a mayores y aunque hubo un poco de »vergüenza» tras la situación, todos lo tomaron de forma divertida y los agentes policiales se retiraron casi de inmediato.

¡Eso sí, los atrevidos padres a partir de entonces prometieron ser más »prudentes» cuando estén disfrutando de su sexualidad y poco a poco, enseñarán a Nathan sobre el tema!

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]