Lo que le sucedió a esta pobre jovencita no tiene nombre. Se trata de la historia de Lupita, una niña violada por sus propios compañeros de clase y cuyo crimen ha quedado impune.

Te aseguro que quedarás completamente consternado al conocer sobre su historia. ¿Quieres conocer los detalles? Mira hasta el final… y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 

Este crimen no puede quedar impune…

Este caso salió a la luz pública tras un documental de Página Negra que se atrevió a denunciar la abominación a la que fue sometida esta pequeña.

Y es que hace diez meses, Guadalupe, de catorce años de edad, fue violada de forma masiva en la telesecundaria donde estudiaba, situada en Tlatlauquitepec, Puebla:

3 de sus ‘compañeros’ la encerraron en el salón y la violaron.

“La adolescente no ha tenido justicia, puesto que la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha acreditado el delito de “violación”, después de someterla a 3 estudios para saber si realmente fue abusada”.

Guadalupe debió viajar cuatro horas acompañada de su madre, Sonia Escobar, cara la urbe de Puebla a fin de que un médico legista del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) le hiciese un tercer estudio vía vaginal.

El médico se negó a acreditar el delito de violación y la han llamado a una cuarta parte estudio, mas “después de las vacaciones de Semana Santa”.

De los otros 3 estudios que le han aplicado a Guadalupe, uno solo acreditó la violación, otro la negó y el tercero solo confirmó que había un desgarre.

Cuando la doctora del segundo examen rechazó la violación, una agente del MP que está al cargo del caso en la Fiscalía le afirmó a su madre que seguramente a su hija solo la habían tocado y levantado la falda; mas que no la violaron.

“Mamá, no soy una pequeña de un par de años que no sabe lo que me hicieron”.

Guadalupe y su mamá debieron mudarse y ahora deben abonar con sus recursos atención psicológica para Guadalupe, puesto que después de los hechos, en las noches se tomaba el pelo y se hería las manos.

Ni el DIF municipal ni otras dependencia le han brindado a Guadalupe la atención precisa y tampoco se han acercado a ella, y encima, las dos han recibido múltiples amenazas, aun de muerte, por la parte de los familiares de los jóvenes que apuntan como los responsables.

Fuente: quintopoder

En Nuestra Página levantamos la voz a fin de que el caso de Guadalupe tenga justicia y se castigue a los salvajes desgraciados que la violaron. ¿Qué opinas de su historia?