¡Hola amante de las historias! Todos sabemos que la adolescencia es una época complicada en la vida de los jóvenes puesto que es en el momento en el que forman su personalidad y se preparan para la vida adulta.

Pero a veces, la falta de atención por parte de los padres, hace que no tengan la orientación necesaria y que acaben cometiendo grandes errores que les provocarán secuelas de por vida. Y eso es lo que le pasó a la protagonista de nuestra historia de hoy. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]


Tressa, una víctima de su familia

La familia Middleton contaba con 4 miembros: el padre, la madre, Tressa, de 11 años, y su hermano. Era una familia muy humilde y los padres tenían largas jornadas de trabajo que no les permitía dedicarse a sus hijos como deberían.

A pesar de eso, parece que la adolescencia de los dos niños se desarrollaba con normalidad y que no había ningún problema. Pero un día, Tressa se desmayó y perdió el conocimiento. Los padres no dudaron en llevarla corriendo al hospital más cercano. Tressa fue sometida a todo tipo de pruebas pero nadie se imaginaba que lo que en realidad estaba afectando a la salud de la joven era su embarazo. Sí, Tressa estaba embarazada y tan solo contaba con 11 años de edad.

Los padres estaban furiosos y trataron de averiguar cómo su pequeña hija había quedado embarazada. La castigaron, la gritaron y le hicieron todo tipo de preguntas pero parecía que Tressa no estaba dispuesta a colaborar. Finalmente, la joven confesó que su hermano abusaba sexualmente de ella y que el hijo que esperaba era suyo. Los padres no daban crédito pero también eran conscientes de que habían descuidado la educación de sus hijos casi por completo.

Después de un tiempo de discutir para intentar hallar una solución decidieron perdonar a su hijo y dar a su nieto en adopción pero la joven Tressa, desafortunadamente, no ha levantado cabeza desde entonces. Se ha visto sumida en numerosas depresiones no solo a causa de los abusos de su hermano, también por verse forzada a separarse de su hija.

Sin duda esto es un caso estremecedor que no deja indiferente a nadie. ¿Qué habrías hecho tú en el lugar de los padres? ¿Habrías perdonado al hijo? ¿No crees que deberían haber tomado medidas más drásticas con el joven?

Descarga Gratis El Reporte: 3 Claves Para Comenzar A Ganar Dinero Desde Tu Casa Haciendo Manualidades (HAZ CLIC AQUÍ)

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

LG

[/showhide]