¡Hola Amante de las historias! Marina fue raptada a los 5 años en algún lugar entre Colombia y Venezuela, pero no recuerda a sus padres ni a ningún otro familiar.

Su vida pudiera ser usada para producir alguna película con trama similar a la de Tarzán o El libro de la selva, solo que su historia es real. Lee hasta el final y comparte con tus amigos.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Los Hombres Que Se La Llevaron La Abandonaron En La Selva

Una mañana que Marina jugaba tranquilamente en el patio de su casa en un lugar cercano a la frontera colombo-venezolano, unos desconocidos llegaron. Ella tiene una imagen lejana de unos cuerpos en el piso y supone que eran sus padres que fueron asesinados.

El recuerdo es muy borroso pero dice que al correr para ver qué pasaba, sintió un halón de pelo y alguien la arrastró a la selva. Ella lloraba y llamaba a su mamá.

Allí su imagen se desvanece y el recuerdo que sigue son unos árboles muy altos que ella veía desde el suelo donde estaba tendida.

Estaba sola y caminaba internándose en la selva sin dejar de llorar. Tenía hambre y sed, cuando vio a unos monos brincando de una rama a otra. Estaba muy asustada y los siguió porque necesitaba sentirse acompañada.

No la consideraban parte de la manada pero le permitían seguirlos

Marina siguió a los monos mucho tiempo, aprendió a comer lo que ellos comían a caminar igual que ellos y hasta trepaba a los árboles. La ropa que llevaba puesta el día que la raptaron, ya no le quedaba y andaba desnuda. El tiempo fue pasando y un día vio a unos hombres que estaban talando unos árboles.

Ella casi no sabía hablar porque llevaba mucho tiempo sin la compañía de los humanos y hacía ruidos como los monos.

Uno de los hombres decidió llevarla con él y adoptarla como su hija, llevándola a Bogotá. Pero la tranquilidad de Marina no duró mucho, casi enseguida el hombre falleció y entonces estuvo deambulando por las calles de la capital colombiana.

Los años siguieron pasando hasta que un día llegó a una casa donde una bondadosa mujer se hizo cargo de ella, la educó y como tenía buena posición económica la envió a estudiar a Inglaterra.

Allí Marina hizo su vida

Hace demasiado tiempo ya de aquellos días de brincos y saltos entre los árboles en medio de la selva. Marina es madre y abuela, su historia es muestra de lo que es la supervivencia y adaptación del ser humano a un medio totalmente ajeno que le enseñó desde muy niña a diferenciar entre el bien y el mal.

Agradece el día que encontró y siguió a los monos, porque de lo contrario, no hubiera vivido para contarlo.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

MP
[/showhide]