¡Hola amante de las historias! Angie y Gino son una pareja que decidió tener un tercer bebé. Ellos eran padres de dos hermosos niños.

Pero desde el principio de la relación habían conversado que sería genial tener tres hijos. Dos niños y una niña. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Ellos Estaban Incrédulos

Planificar el sexo de los bebés es algo casi imposible, sin embargo, estos padres habían tenido suerte. Así que tenían grandes expectativas de que el nuevo miembro de su familia fuese una niña.

En la semana 27 del embarazo Angie tuvo que ser internada en el hospital de emergencias debido a que su salud se vio comprometida y eso podría afectar al bebé.

Esta pareja se había sumado a la nueva tendencia para padres de no conocer el sexo del bebé sino hasta que naciera. Su doctor los complació y guardó esta información.

Solo les daba sugerencias y observaciones para que ni la madre ni el bebé tuvieran problemas.

El día de la cesárea llegó y esta pareja quedó en shock. Ella entró en trabajo de parto y se alegró cuando minutos después de entrar en quirófano nació su primera niña.

Pero sentía que el doctor seguía tirando y se preguntó por qué. Grande fue su sorpresa cuando notó que había tenido gemelas. Logró ver a su esposo, quien tenía la misma expresión de incredulidad que ella.

A los pocos minutos, ambos notaron que ¡Una tercera niña había nacido! Ellos habían tenido trillizas.

Angie y Gino pensaron que la vida había sido muy curiosa porque les había enviado tres niñas. Ahora serían padres de cinco niños.

Las niñas fueron llamadas Camila, Anabella y Daniella.

Aunque esta información les cambió, Gina cuenta “Me despertaba a mitad de la noche y decía ‘¿Son tres? ¿En serio son tres?’ Y él me miraba y decía ‘sí, son tres’”.

Luego de toda esta experiencia su doctor les explicó que las complicaciones presentadas durante la gestación se debían a que Camila y Anabella eran gemelas y compartían la placenta; pero el líquido amniótico parecía ser insuficiente para ambas.

Mientras que Daniella estaba bien.

Estos padres han documentado su experiencia y se convirtieron en una referencia para hablar sobre el amor que los padres sienten por sus hijos aun sin conocer detalles de cómo lucirán cuando nazcan.

El amor de los padres no tiene límites. 

Descarga Gratis El Reporte: 3 Claves Para Comenzar A Ganar Dinero Desde Tu Casa Haciendo Manualidades (HAZ CLIC AQUÍ)

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

YM
[/showhide]