¡Hola amante de las historias! Hoy hablaremos de el ventrílocuo más famoso de todos los tiempos, Charlie Mccarthy que utilizaba el cadáver de un niño para hacer el espectáculo aún más real.

Edgar era el nombre del muñeco que representaba a un niño de 10 años. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!