¡Hola Amante de las historias! Cuando una madre trae al mundo un hijo, le encanta pasar todo el tiempo posible con el bebé en su brazos. 

Sin embargo, cuando un niño nace prematuro, todo resulta »distinto». Conoce los detalles de esta hermosa historia y No dudes en Compartirla con tus amigos. 

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

La Mujer Quedo Paralizada Al Ver Su Bebé En Brazos De Un Extraño, ÉL Le Dijo 5 Palabras Y Ella Rompe A Llorar

Esta es la historia de Angie, una madre joven a la que la vida le ha presentado pruebas muy difíciles…

A sus 27 años, estaba en la espera de su segundo bebé, sin embargo, sus planes de vida se vieron afectados cuando al segundo mes de embarazo, el padre del pequeño sufrió un terrible accidente de tránsito, donde perdió la vida.

Dicha tragedia »golpeó» directamente a Angie y tras una fuerte depresión, el embarazo se comenzó a complicar.

Cuando los médicos informaron que su embarazo podía correr riesgo, ella lo último que quería era tener un segundo dolor en su vida y comenzó a tener una gran voluntad en recuperarse…

A los 7 meses de su delicado embarazo, ella rompió fuente y tras su gran esfuerzo y amor de madre, logró traer al mundo a su pequeña niña a quién nombró: Luz. 

Luego del proceso de parto, Luz debía pasar algunos días internada en el hospital por ser prematura y la dedicada madre mientras cumplía con todas sus responsabilidades, siempre dejaba un tiempo de sus días para visitar a su pequeño retoño.

Uno de los días de sus visitas, se llevó una gran sorpresa.

En un sillón grande de la sala de cuidados intensivos se encontraba un hombre mayor con Luz en brazos. De inmediato Angie se sorprendió, pues era hombre totalmente desconocido.

Cuando le preguntó quién era y por qué tenía a su beba en manos, el amable hombre respondió:

»Soy David, tengo 82 años y estoy aquí haciendo lo que me hace feliz.»

Él era un trabajador voluntario quién prestaba la »labor» de cargar a los bebés recién nacidos y brindarles calma cuando lo necesitaran y sus padres no estuviesen. 

Luego de una extensa conversación, cuando Angie notó que era un hombre tan amable, dispuesto a ver por Luz en su ausencia, sus ojos se cristalizaron y se le escaparon un par de lágrimas.

Finalmente, David demostró todo el aprecio y consideración a su historia y le dijo »Cuando ella se vaya, igual pueden contar conmigo por el resto de sus vidas». 

Sin duda alguna, una hermosa historia de voluntad de una madre joven y un desconocido cumpliendo su único objetivo en la vida »Brindarle amor a quién lo necesite, sin intereses de por medio».

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]