¿Conoces la historia de la madre de 98 años que se mudó a un geriátrico para cuidar a su hijo de 80 años? Esta historia sin duda alguna es increíble. Son dos adultos ancianos que compartieron toda su vida.

El amor de madre es lo mas grande del mundo. No te pierdas los detalles te va a encantar.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

Tiene 98 años y se mudó a un geriátrico para cuidar de su hijo de 80

Imagen de lanacion.com.ar

No hay solamente fuerte que el amor entre una madre y su hijo y esta historia es el perfecto ejemplo de lo fuerte que es este vínculo.

Ada Keating, de noventa y ocho años, se fue con su hijo Tom, de ochenta años, al asilo Moss View de Liverpool, Inglaterra, para cuidarlo.

Ada y su marido Harry, ya fallecido, tuvieron cuatro hijos: Tom, Barbase, Margi y Janet, quien murió a los trece años. Ya antes de retirarse, Tom trabajaba como pintor y decorador, mas en dos mil dieciseis debió irse a un asilo por el hecho de que precisaba más ayuda.

Ada y su hijo son inseparables y les chifla pasar tiempo juntos. «Todas y cada una de las noches le doy las buenas noches a Tom en su habitación y voy a darle los buenos días asimismo,» afirmó Ada, que acostumbraba a ser enfermera socorrer.

«Cuando voy a la peluquería el me espera a que vuelva y me da un abrazo», comenta.

«Aquí son todos buenísimos y me alegra ver más a mi madre ahora que vive acá. Se le da realmente bien cuidar a mí. En ocasiones hasta me afirma que me porte bien», cuenta Tom.

Es enternecedor ver la próxima relación que comparten Tom y Ada, y nos fascina poder asistir en las necesidades de los dos,» afirmó Philip Daniels, gerente del asilo.

«Es rarísimo ver a madres y también hijos juntos en exactamente el mismo asilo y deseamos hacer de su tiempo juntos lo más singular posible.»

Vía 

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.