¡Hola! ¿Que pensarías si una persona te asegura que vivió hace doscientos años en el mismo lugar? ¿Pensarías que está loca?

Pues este es el caso de una mujer en la localidad de Dinamarca que afirma ésto y que además asegura tener pruebas.

Después de que hayas terminado de ver toda la información, de seguro sabrás que la reencarnación no es un mito y que las pruebas te lo demuestran.

¿Quieres saber más al respecto? Entonces quédate con nosotros y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 🙂

Asegura haber vivido en España 200 años atrás.

En la mañana de febrero de mil novecientos noventa y cinco, Valentín Jiménez, alcalde de la localidad riojana de Autol, recibió una enigmática llamada desde Dinamarca.

Del otro lado de la línea se hallaba una señora que le explicaba su gran interés por asistir hasta dicha localidad con un programa de TV de la cadena Strix (una de las más esenciales del país norteño), que estaba efectuando un singular sobre la reencarnación.

Conforme aseveraba, había vivido en aquel sitio en otra vida, cientos y cientos de años atrás.

Frente a las contrariedades lógicas que supone una charla telefónica en un idioma extranjero, los dos prefirieron proseguir personalmente y concertaron una cita para días después.

Tras la despedida, el alcalde, perplejo, se preguntó si había entendido bien aquella charla. A continuación, empezó a organizar la visita de la mejor forma posible.

Los insólitos recuerdos anegaban la memoria de la danesa en el transcurso de sus sueños, a lo largo de los que veía con absoluta claridad a sus papas precedentes, los detalles del pueblo y las costumbres que se mantenían en exactamente el mismo.

Sometida a una regresión hipnótica nombró los olivos, el molino, el torno que recordaba y todavía más particularmente el nombre del regidor de esa temporada, Gerardo González, y más sorprendentemente aún, su apellido: Beamonte.

Entonces precisó la data en la que había estado pisando el planeta, el año mil ochocientos cincuenta y la ermita de la virgen que visitaba.

Mas lo más sorprendente, tal y como si lo descrito hasta el momento no fuese suficiente, fue el intercambio que tuvo con una anciana, cuyos papás fueron contemporáneos de la dama reencarnada, quien corroboró hasta el último dato de los intercambiados con ella.

Todos y cada uno de los detalles están a tu alcance en este fenomenal vídeo, para tu sorpresa y reflexión.

Fuente: videostory.bles

Es posible que hayas tenido una vida antes de la que tenemos ahora, quizás por ello algunas veces nos gustan tanto cosas sin razón de ser. O nos sentimos cómodos con otras ¿Te ha sucedido esto alguna vez?