¡Hola! La historia de hoy parece sacada de «Mil maneras de Morir». Se trata de la suerte de una pobre mujer en Rusia, que ha sido embalsamada viva por error, lo cual le ha ocasionado la muerte.

Te aseguro que quedarás totalmente impresionado al ser testigo de tan lamentable noticia. ¿Quieres conocer? Mira hasta el final… y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 

Muere embalsamada por negligencia médica

En Ulyanovsk, Rusia, una mujer de veintisiete años ha fallecido una vez que los médicos le pusieran formalina en un goteo en vez de una solución salina.

La formalina es un compuesto químico de alta toxicidad que se inyecta a los cadáveres para frenar su descomposición.

Ekaterina Fedyaeva fue al centro de salud para someterse a una cirugía rutinaria cuando, por fallo, los médicos le inyectaron formalina.

Debido a esto, la joven padeció dolores y conmociones a lo largo de un par de días y al tercero entró en coma, con lo que debió ser conectada a un soporte vital.

Su madre y su marido, estuvieron con ella cuando volvió de la cirugía y fueron testigos del mal estado en el que se hallaba la joven, con lo que solicitaron ayuda a los médicos mas no consiguieron señal alguna de su parte.

“Se le movían las piernas, tenía conmociones y su cuerpo tremía. Le puse calcetines, una bata y una manta, mas estaba tremiendo de tal forma que no puedo describirlo.

Quienes le efectuaron la cirugía sabían que le habían inyectado algo mal y debían haber tomado medidas urgentes, mas no hicieron nada”, cuenta su madre, quien acusó a los médicos de asesinato.

Los especialistas les recomendaron que se fuesen a reposar a casa, mas el estado de la joven empeoró drásticamente y fue trasladada a cuidados intensivos.

“Les rogué que me ayudasen, que es mi única hija, mas creo que solo deseaban que me fuera y esconderlo todo.

Su madre fue a buscar ayuda médica y descubrió a los médicos en una asamblea “discutiendo de qué manera decirnos que habían cometido un horrible error”. Por último le afirmaron que se había producido un fallo médico y que estaba en coma.

Asimismo le explicaron que su corazón, hígado y pulmones habían dejado de marchar, con lo que Ekaterina estaba conectada a un respirador artificial.

Más tarde, la trasladaron a una clínica regional y fue allá donde un médico notificó a Igor y Galina de que le habían inyectado formalina por fallo.

Emplearon más de cincuenta fármacos para procurar salvarle la vida y, al ver que nada funcionaba, la derivaron al Centro de salud de la ciudad de Moscú, donde murió a raíz de un fallo multiorgánico.

Fuente: telecinco

Por su lado, las autoridades han puesto en marcha una investigación para aclarar los hechos y descubrir por qué razón se ha cometido el fallo de inyectarle formalina y por qué razón absolutamente nadie procuró salvarle la vida desde el primer instante.