¡Hola amante de las historias! La obesidad es un problema que está muy presente en nuestra sociedad y al que no le pones la atención debida. 

Es un problema que, con el paso del tiempo, mientras más descontrolado esté nuestro peso, nos genera más problemas como diabetes, problemas cardiovasculares, y hasta algunos tipos de cáncer.

En los últimos años, se han presentado casos increíbles alrededor del mundo, de personas que han dejado su salud de lado y su peso se ha pasado todos los niveles, como esta mujer. ¿Quieres saber de qué hablo? Quédate hasta el final y descúbrelo.

Conoce La Historia De La Mujer Más Gorda Del Mundo Y Como Luce Diez Años Después.

Mayra Rosales, es una mujer méxico-americana que vive en Texas. En algún momento, llegó a ser la mujer más obesa del mundo. 

Mayra pesaba 470 kilogramos y era conocida por los medios como «la mujer de media tonelada». 

Como podrán imaginar, con ese peso le era sumamente difícil levantarse de la cama y por eso, quien en aquel entonces era su esposo, tenía que bañarla, llevarla al baño, limpiarla y hacerle todo lo que una persona puede hacer por su propia cuenta.

Pero el peso de Mayra no era la única razón por la cual los medios la conocían.

En 2008 fue acusada de asesinar a su sobrino de dos años, quien estaba bajo su cuidado cuando falleció. Ella aceptó las acusaciones, asegurando que le había caído encima por accidente.

Sin embargo, luego se descubrió que no había sido ella la culpable. El niño sufrió un golpe fuerte en la cabeza y debido a las limitaciones de Mayra era imposible que haya sido ella.

Fue entonces cuando Mayra decidió cambiar su vida.

Se sometió a una cirugía, bypass gástrico, quería dejar atrás la imagen de la mujer más obesa del mundo. Recuperar su vida era su objetivo, y lo iba a conseguir costara lo que costara.

Fue un proceso largo, doloroso y sobretodo muy arriesgado, pero Mayra no podía vivir un día más ese martirio. Se necesitaron muchas personas para moverla, realizar la cirugía y dejar todo en orden. 

Al final valió la pena. La cirugía fue todo un éxito y Mayra se entregó de lleno a su dieta y ejercicio. Atrás quedó lo que había sido.

También necesitó de cirugías para remover el exceso de piel, Mayra pasó de pesar 470 kilogramos a pesar 69 kilos.

El camino no fue fácil, pero con constancia y determinación, ella fue capaz de cambiar su vida por completo. Y es una inspiración para aquellos que están en el camino de superarse.

Fuente de inspiración.

AA.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…