¿Si te das cuenta que una niña está siendo secuestrada, tu que harías? En Chile, una señora percibió una situación sospechosa y decide tomar acciones.

Se monta en un autobús y escucha a una niña llorando a gritos y pidiendo por su madre, pero se alarma cuando ve que la supuesta madre está con ella. Quédate con nosotros hasta el final…

“Quiero a Mi Mama”, Decía La Niña.

Maca Díaz, se subió a un autobús, detrás de ella, venía una pareja con una pequeña en brazos que parecía que estaba haciendo el peor berrinche de su vida, gritaba quiero a mi mamá, pateaba y lloraba, todo al mismo tiempo.

La pareja con la niña tomaron asiento al final del autobús y le hablaban muy fuerte a la niña, la niña seguía gritando “quiero a mi mama”, se hizo obvio que esos no eran sus padres, es más parecía como si la niña ni siquiera los conocía.

A Maca se le prendieron las señales de alarma y decidió que tenía que hacer algo debía ayudar a esa niña, tal vez eso era un secuestro.

El secuestro es un acto de terror sin límites.

Maca sin llamar la atención caminó hacia el chofer, le explicó lo que creía estaba pasando, y le pidió que detuviera el autobús, colocara las luces de emergencia y bloqueara las puertas. Mientras tanto, Maca llamó a la policía y gracias a Dios había una patrulla que estaba cerca.

El chofer tranquilizó a sus pasajeros diciéndoles que todo estaba bien y que en un par de minutos reanudarían su recorrido.

El hombre comenzó a ponerse nervioso y le entregó la niña a la supuesta madre mientras comenzó a patear las puertas para escapar y a gritar que las abrieran.

Maca se acercó al hombre y preguntó hacia donde iba, «No te metas» fue su respuesta, «Tengo prisa y el transporte no avanza», Insistió: «¿Y la niña, de dónde la sacaste?»; respondió que era su sobrina pero cuando Maca preguntó a la niña si era su tío ella gritó con todas sus fuerzas, «¡Noooooo!». Fue entonces que Maca, mirando fijamente al hombre y con coraje, le dijo: «¡Te robaste a la niña!».

Enseguida llegó la policía y arresto a la pareja. Los agentes le dijeron a Maca que acababan de reportar el secuestro de una niña con las mismas características y que se la entregarían a su familia.

Reflexión

El secuestro es un acto vil donde se pone de manifiesto la maldad sin límites que habita en los corazones de ciertos individuos indolentes. Es considerado una de las peores desgracias que puede vivir una familia, sólo por buscar un beneficio a costa del terror y el sufrimiento.

Vía

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.