¿Sabías que hay personas que no olvidan de donde vienen? Muchas personas dicen que el dinero te cambia y en ciertos casos es así, pero en otros no. El protagonista de hoy te va a demostrar la importancia de recordarse de nuestros orígenes.

El ideal de cualquier persona es hacerse rico para mejorar su vida, dejar de trabajar y disfrutar de muchas cosas que son prácticamente imposibles siendo pobre. Quédate con nosotros hasta el final…

No Se Olvido De Su Gente Cuando Se Volvió Rico

Normalmente la gente no quiere compartir los ingresos con el prójimo, pero un hombre de origen chino fue la excepción, y luego de media década regresó al lugar pequeño que lo vio nacer.

¿Entérate de las maravillas que se pueden hacer con dinero?

El protagonista es Xiong Shuihua quien nació en el sur de China en el pueblo de Xiongkeng, un sitio pobre rodeado de calles con tierras, y casas humildes hechas de madera.

Se trata de un pueblo que permaneció intacto por más de cuarenta años, pues sus habitantes no eran adinerados.

La juventud de nuestro protagonista tuvo muchas carencias, pero su motivación al logro lo hizo ser el presidente de una empresa de acero, poco a poco labró una gran fortuna.

Xiong recordó siempre su procedencia y quiso retornar tantas ideas de progreso y bienestar que ahora poseía.

Xiong construye un plan de reconstrucción al sitio donde nació Xiongken.

La reconstrucción del sitio de origen fue en retribución por todo lo que hicieron por él allí y lo que le permitió emigrar, para hacerse rico.

Sus cálculos eran transformar todas las casas de madera por viviendas opulentas y sin ningún costo para los que viven allí.

No quedan rastros de tierra y las setenta y dos familias que vivían allí fueron mudadas a viviendas ostentosas, algo inimaginable para ellas.

Aunado a esto, las más cercanas a él, les realizo unas quintas de opulencia. Y por si fuera poco, les garantiza su alimentación diaria, en especial a los más viejos.

Una forma maravillosa de invertir la plata ganada.

Esta historia es una gran reflexión para las personas que están enfocadas sólo en las cosas superficiales del día a día, retribuir lo que la sociedad te ha dado es una buena manera de hacer el bien.

Via

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.