¡Hola amantes de las historias! Hoy conocerás el milagro de invierno, que aunque sucedió hace algunos años sigue muy presente en nuestros días.

Los inviernos en Rumania son muy fríos. Si algún ser vivo se encuentra por mucho tiempo en este clima sin protección, lo más probable es que muera.

Pero, ¿y si aparece un ángel para cambiarlo todo?

Nuestra protagonista se encontraba caminando en un área rural cuando escuchó a lo lejos un pequeño llanto lleno de desesperación.

Pensando que podría ser un animal herido, la mujer se puso a buscar hasta que se topó con una caja de cartón en medio del camino.

Al abrir la caja se encontró con cuatro hermosos e indefensos cachorros, los cuales lloraban temblando de frío.

Estos pequeñitos fueron abandonados cruelmente en la carretera, a bajas temperaturas, con hambre y sed. ¿Cómo alguien puede actuar de esta manera?

Afortunadamente para estos cachorros, la mujer desconocida trabajaba con la Asociación Protectora de Animales de Rumania, así que decidió ayudarlos, examinándoles para asegurarse de que no tuvieran alguna herida.

Aunque no sabemos si la desconocida se hizo carde de ellos completamente o los llevó a un refugio, actos como éste nos dan esperanza de que todavía existen personas que aman y respetan a los animales.

¡No te olvides de compartir y comentar!