¡Hola amantes de las historias! ¿Te gustaría tener más de una docena de orgasmos involuntarios al día? Hoy conocerás la vida de una chica que debe lidiar con este problema día tras día.

Aunque muchos dirán, ¿cómo puede llamarse “problema” el tener tantos orgasmos en un día? ¡Pues es sencillo!, imagina que te encuentras en un lujoso restaurante en una cena de negocios, y estás a punto de cerrar un millonario trato… Pero de la nada tus músculos se contraen y tienes un orgasmo que no puedes controlar ni mucho menos evitar.

¿Ahora entiendes la diferencia entre disfrutar un orgasmo por placer a uno totalmente involuntario?

Amanda ha lidiado con esos orgasmos involuntarios desde que tenía tan solo 6 años. Debido a esta condición, Amanda no ha podido relacionarse con normalidad, ya que en cualquier momento puede quedar inhabilitada y sentir un agudo dolor.

Afortunadamente, esta chica cuenta con el apoyo incondicional de muchas personas. Una de ellas, es su novio Stuart, el cual comprende y se esfuerza para que su chica se sienta lo mejor posible.

Es tanto su amor, que Stuart fue capaz de renunciar a la posibilidad de mantener relaciones sexuales con Amanda.

“Fue difícil lidiar con la prohibición de tener sexo, pero luego me di cuenta de que es importante para su salud, así que he podido abstenerme”.

A pesar que los doctores no han encontrado alguna cura, Amanda no pierde las esperanzas de que algún día encontraran un tratamiento efectivo para su condición.

Si te ha parecido interesante el artículo, no te olvides de comentar y compartir.