¡Hola amante de las historias! Nguyet es una joven que llevaba una vida normal. Era una de las más inteligentes de su clase y tenía un grupo de amigas con las cuales era inseparable.

Nguyet siempre veía lo divertido de todas las situaciones y su personalidad amable y desenfada era un atractivo para muchas personas. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Pasó De Ser Una Persona Alegre A Estar Deprimida

Ella estaba feliz porque debía llenar las solicitudes para ingresar a la universidad cuando su vida cambió por completo.

Empezó a sentir dolor de cabeza y mareos. Al principio no le dio importancia porque esto le sucedía desde que era pequeña. Pero pronto sus dolencias se fueron haciendo insoportables.

Sentía que su cuerpo iba a desfallecer así que trató de llegar a un sitio donde pudiera sentarse. Salió corriendo dejando a sus amigas con expresión atónita.

Unos pocos pasos después, Nguyet cayó al suelo convulsionando. Sus amigas gritaban mientras pedían auxilio.

Ella fue trasladada hasta un hospital donde permaneció bajo vigilancia médica hasta que fue diagnosticada con una terrible enfermedad.

Resulta que le fue encontrado un tumor cerebral masivo junto con una rara deformidad cardíaca del ventrículo izquierdo. Aun así ella mantenía las esperanzas de culminar junto a sus amigas los estudios. Día a día encontraba la motivación para luchar.

Pero sus ánimos se desplomaron cuando los médicos le advirtieron que la cirugía era tan riesgosa que ningún médico se atrevía a realizarla.

Ella no podía evitar sus lágrimas mientras escuchaba que debía ir a su casa y tomar pastillas para evitar las convulsiones. Su expectativa de vida era de tres meses.

Nguyet sentía miedo porque estaba esperando que la muerte llegara por ella. Sus amigas vieron cómo pasó de ser una persona extrovertida y alegre a estar deprimida, con ansiedad y llena de temores.

Nguyet solo deseaba morir.

Pero un día… Escuchó a una anciana llamada Sra. Tiep hablar sobre una práctica espiritual que prometía curar todas las enfermedades.

Nguyet asistió a una de estas reuniones y vio cómo realizaban ejercicios lentos. La práctica recibe el nombre de Falun Dafa y la anciana guió a Nguyet para que siguiera el camino de la benevolencia, verdad y tolerancia.

No fue fácil pero los cambios pronto se empezaron a notar. Ahora sus dolores se han reducido, ha dejado atrás los mareos y las convulsiones son menos frecuentes. Ella pudo encontrar normalidad.

A veces todo lo que necesitamos es un cambio de actitud y encontrar esperanza para sobreponernos a las dificultades.

Descarga Gratis El Reporte: 3 Claves Para Comenzar A Ganar Dinero Desde Tu Casa Haciendo Manualidades (HAZ CLIC AQUÍ)

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

YM
[/showhide]