¡Hola amante de las historias! Los embarazos pueden complicarse sin motivo aparente pero los médicos cumplen con la doble función de estabilizar al paciente y de brindarle confianza.

Pero ese no fue el caso de una joven que se sintió indignada cuando un doctor le dijo una frase que no podrás creer. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Ella Se Sintió Indignada Y Con Mucho Dolor

Ella entró en trabajo de parto cuando estaba apenas en la semana 21. Su embarazo desde el principio fue riesgoso pero nunca imaginó que tendría que pasar por un calvario tan grande.

El dolor que sentía era inexplicable. Tanto que gritaba en el hospital pidiendo ayuda. Los médicos descubrieron que las membranas de la bolsa de agua se habían roto.

El bebé venía en camino. Esta mujer casi se desmaya del susto al escuchar esas palabras.

En especial porque su cuello uterino se había abierto y la placenta había entrado en contacto con el canal vaginal causando una infección.

Estaba aterrada por su vida y por la de su bebé.

«Estaba desconsolada, me dolía el corazón, mi mundo estaba destrozado. ¿Cómo pasé de estar tan emocionada a cumplir 21 semanas y ver a mi bebé creciendo en mi barriga a estar así?», cuenta.

El dolor era tan intenso que le colocaron una epidural y la trasladaron de emergencias al quirófano. Todo estaba preparado para la llegada del bebé, aunque los médicos le advirtieron que podría «nacer sin vida». El mundo se le vino abajo.

Tiempo después… Ella pudo sentir cómo el doctor sacaba al niño. Pasaron varios minutos y el niño no lloraba ¡Doctor haga algo, ayúdelo, tiene que vivir!, gritaba con todas las fuerzas de sus pulmones.

Luego sucedió lo impensable… ¡El bebé se le cayó al doctor de las manos! Ella forcejeó con los enfermeros para pararse de la cama y recoger a su pequeño.

Pero el doctor le dijo «Tranquila estás joven pronto tendrás otro». Ella se sintió tan indignada que empezó a llorar sin poder controlarse. Se sentía culpable por la muerte de su hijo.

Cuenta que fue un infierno en vida lo que vivió y asegura que con probabilidad se trata del peor día que tuvo.

Relatar esta historia le es imposible sin hacer pausas para sollozar pero quiere que su experiencia se conozca para que los médicos reflexionen y jamás tomen esa actitud tan grosera porque con el sufrimiento de una madre no se bromea.

Descarga Gratis El Reporte: 3 Claves Para Comenzar A Ganar Dinero Desde Tu Casa Haciendo Manualidades (HAZ CLIC AQUÍ)

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

YM
[/showhide]