¡Hola amante de las historias! ¿Has pensado qué pasaría si a los veintidós años tu vida acabara? En la juventud siempre tenemos aspectos positivos que nos hacen ser felices.

Un novio que nos quiere, planes universitarios, las mejores notas… pero no siempre resulta ser así. Y esta chica nos lo ha demostrado ¿Quieres saber que lo que sucedió? Quédate hasta el final y lo sabrás.

Médico Desconecta Respirador De Joven: Entonces Algo Se Mueve Debajo De La Colcha Y Todos GRITAN


Los sucesos trágicos siempre nos toman por sorpresa. Muchas veces nos sentimos desconcertados y no sabemos el por qué de muchos hechos.

Esto es lo que le ocurrió a una chica. Quien con muy poco edad tuvo que atravesar por una dura situación en su vida. Créeme, aunque muy difícil, su fe fue mayor.

Mira lo que sucedió con esta Chica

Es.stories.newsner

Sam Henning es una joven de 22 años que siempre ha destacado por ser una alumna ejemplar, con notas muy por encima de la media. Este fue uno de los motivos por los que decidió ser abogada y poner en marcha sus planes.

Pero en el verano del 2016, Sam iba con su novio en un automóvil a visitar a unos familiares. Lo que nunca se imaginaron es que ocurriría el peor de los accidentes.

Sufrieron un terrible accidente. El auto donde iban se salió de la carretera, afortunadamente el novio de Sam salió ileso. Sin embargo, el destino de Sam fue totalmente distinto, ella sí quedó muy grave.

Es.stories.newsner

Al poco tiempo que ocurrió el accidente fue trasladada al Hospital Universitario de Conventry. Los médicos y especialistas realizaron todos los procedimientos necesarios para salvarla. Su cuerpo estaba completamente fracturado.

¡Para más, esto no era todo! Dada la condición, los médicos tuvieron que colocar a Sam en una cama artificial.

Es.stories.newsner

¿El motivo? Una parte de su cerebro había quedado en estado vegetativo porque su cabeza quedó aplastada luego del accidente.

Debes Saber Lo Que Sucedió Luego

Sam estaba en estado vegetal. Sus padres no podían creer lo que había sucedido. Su madre en medio de la tristeza y desesperación sabía que algo debía hacer. Su hija no estaba teniendo una vida normal.

Fue entonces, cuando los médicos le recomendaron a su madre que la desconectaran porque con certeza, ya se había hecho todo lo posible.

Pero lo inesperado sucedió. Sam, en la cama artificial, logró mover un dedo. Los doctores no podían creerlo. Estaban completamente impactados. Los padres solo podían llorar, estaban en shock.

¿Dudabas de que los milagros existiesen? La fe, sin duda, mueve montañas. Sam pudo volver a la vida y tras muchas terapias y rehabilitación, recobró poco a poco su vida.

Es.stories.newsner

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

Fuente de inspiración
KM