¡Hola amante de las historias! Guiying Zhang, es una mujer china que desde su infancia sufría de severos ataques respiratorios.

Ella padecía de asma crónica que le impedía desarrollar sus actividades diarias como cualquier persona normal. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Encontró La Cura Cuando Todo Parecía Perdido

La infancia de Guiying no era como la cualquier niño porque ella se sentía fatigada cada vez que jugaba, saltaba e incluso por reírse.

Gran parte de su vida la vivió en un hospital donde intentaban que el oxigeno llegara a sus pulmones. Culminar la escuela primaria fue un reto para ella, debido a que debía mantenerse en reposo, lo que la obligaba a faltar a clases.

Guiying vivía bastante mal y se sentía deprimida al saber que nunca podría hacer con normalidad ciertas tareas.

A veces ella estaba solo sentada y poco a poco se daba cuenta de cómo iniciaba su dificultad para respirar.

Los médicos le dijeron que su asma no tendría cura aunque le recomendaron intentar con alguna actividad física para mejorar la resistencia de sus pulmones.

Ella practicó yoga por un tiempo. Pero haciendo uno de los ejercicios sufrió de una lesión que le impedía moverse. Los médicos la diagnosticaron con espondilosis cervical en la espina dorsal.

Para evitar que el daño se hiciera mayor, ella tendría que mantener una vida sin mucho ajetreo ni movimientos bruscos. Su situación se hacía bastante insostenible aunque logró graduarse como médico.

Con el paso de los días la frecuencia de los ataques de espondilosis cervical aumentaron. Fueron días oscuros para ella y su familia porque no podía comer por sí misma, bañarse y la luz natural la afectaban.

Guiying colocó cortinas gruesas en las ventanas de su habitación para evitar que entrara la luz. Se aisló del mundo. Los médicos le dijeron que estaba propensa a presentar parálisis completa de la parte inferior del cuerpo.

Pero todo cambió para ella cuando una amiga le habló acerca de la doctrina espiritual Falun Dafa, la cual se basa en los principios de tolerancia, verdad y benevolencia.

Ella empezó a practicar estos ejercicios y en tan solo tres días pudo sentir cómo su salud mejoraba. Los médicos no podían creer esta recuperación que tuvo.

Gracias a la fe y a sus ganas de superar estos padecimientos pudo conocer la frase “estar libre de enfermedades”.

Guiying quiere ser una inspiración para aquellas personas que son víctimas de una agresiva enfermedad que le consuma las fuerzas: se puede triunfar sobre los problemas de salud.

Descarga Gratis El Reporte: 3 Claves Para Comenzar A Ganar Dinero Desde Tu Casa Haciendo Manualidades (HAZ CLIC AQUÍ)

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

YM
[/showhide]